LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

viernes, 11 de abril de 2008

RALPH BARBY HABLA


El gran escritor de bolsilibros Ralph Barby , también aporto lo suyo para este especial. A continuación los dejamos con un excelente artículo, que aporta nuevos y valiosos datos del spanish pulp.


Suponer que los escritores del género “pulp” en castellano eran más o menos clónicos es un error total, no fueron parejos en edad, sexo, estudios ni ideología. Sí puede afirmarse que hubo lo que cabría denominar “La escuela de Barcelona”. Cierto que Marcial Lafuente Estefanía, Corín Tellado, Torres Quesada y otros más no vivieron en la capital catalana, pero muchos sí éramos ciudadanos de la cultural ciudad mediterránea: Silver Kane, Lou Carrigan, Curtis Garland, Clarck Carrados, Giró, Kapra, Caudet, el propio autor que firma este artículo, etc. etc. Incluso, muchos teníamos como lengua coloquial el catalán, una lengua prohibida por la dictadura franquista. La mayoría de los escritores de este género se iniciaron para conseguir ingresos de supervivencia o para añadir algún dinero al escaso salario que percibían en su profesión habitual. Los editores trataron de que todos los autores fueran considerados en el mercado por un igual, para así mejor controlar el género, pero los lectores comenzaron a hacer patentes sus preferencias seleccionando escritores y los editores tuvieron que rendirse a la evidencia. De más de ciento cincuenta autores que escribieron novela popular, destacaron cinco o seis por encima de los otros, y no es que los que publicaran menos lo hicieran mal, pero, aparte de escribir bien, hay que captar el interés del lector y atraparlo, aunque en ocasiones la historia se repitiera una y otra vez con títulos distintos como así ocurrió con algún autor concreto. Este abanico de escritores, en apariencia iguales pero muy distintos en estilo e ideología, cubrieron el amplio mercado de lectores. Los hubo capaces de ser muy interesantes en todas las temáticas, otros fueron excelentes, por ejemplo, en Oeste y novela policíaca y no tanto en Ci-Fi o Terror, otros prefirieron estos dos últimos géneros. La novela Rosa acabó prácticamente en manos de la prolífica autora Corín Tellado.
Estos autores ayudaron en gran manera a fomentar el interés por la lectura. Con la llegada de las nuevas tecnologías, en las que incluyo la televisión, el nivel de lectura descendió en todo el mundo occidental y en los diferentes idiomas. Años atrás, en muchos bolsos de mujer podía encontrarse una novela, y lo mismo en el bolsillo de una chaqueta masculina, en el bolsillo posterior de un pantalón tejano o en cualquier cajón de xifonier. Hoy día solo encontraréis el “telefonillo móvil” para enviar SMS con un lenguaje reducido y pobre, muy pobre. Una pena. No obstante, puedo darle una vuelta al timón de ciento ochenta grados porque gracias a Internet he descubierto que hay muchos amantes de los libros en sus distintas temáticas, amigos de la lectura que buscan, seleccionan y leen. Accediendo a distintos foros de Internet he tenido sorpresas muy agradables: Aludir a un título ya olvidado en el tiempo y, de inmediato, recibir un post o e-mail refiriéndose al libro citado y a su contenido. Los escritores del género “pulp” o si quieren llamarlas “novelas de poco precio”, han llevado a cabo una labor inmensa de propagación y fomento de la lectura que todavía no ha sido valorada como que merece.

Ralph Barby

3 comentarios:

LEOFUMOPIO dijo...

Ralph:
Muchas gracias por su articulo.
Nosotros mediante este blog , tratamos de valorar el genero de los bolsilibros como se merece.
Eso si todavia nos falta mucho.

Deka Black dijo...

Cierto, nos falta mucho. Pero creo que esa e suna de las razones por las que lo hacemos. Porque falta y hay que ponerse a ello.

RAULE dijo...

Esperemos que, más tarde que temprano, se pongan las cosas en su sitio. Al césar lo que es del César.
Un placer leerle por aquí, amigo Ralph. Saludos y un beso a Ángels!