LECTORES DE BOLSI & PULP:

.

.

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO PARA EL CUMPLEAÑOS DE BOLSI & PULP?

sábado, 12 de abril de 2014

GLOSARIO DE CIENCIA FICCIÓN: CRONOCLISMO

 
 
 
 
CRONOCLISMO: Catástrofe o cataclismo que afecta a la línea normal del tiempo, y en consecuencia al desarrollo de los hechos históricos tal como los conocemos, provocado casual o intencionadamente por las acciones de viajeros que se desplazan a través de las Edades a bordo de cronomóviles.
 
El término fue acuñado por el novelista español Luis García Lecha (Clark Carrados, Glenn Parrish, Louis G. Milk) en los años cincuenta, utilizándolo profusamente en sus novelas de Ciencia Ficción que versaban sobre viajes en el tiempo, como por ejemplo CRONOPOLICÍA, VENTANA AL FUTURO y CONFLICTO ABSOLUTO, todas ellas publicadas por la barcelonesa editorial Toray en su exitosa serie Espacio, el mundo futuro.
 

domingo, 6 de abril de 2014

EL CUADERNO DE NOAH

 
 
 
 
 
Para ti, que abriste mis ojos a la obra de tan extraordinario autor.
 
 
Primera novela de Nicholas Sparks, EL CUADERNO DE NOAH ejemplifica maravillosamente el nivel de calidad que puede alcanzar la literatura romántica cuando los originales son trabajados con esmero, la historia que se relata es creíble y el autor huye del amaneramiento y de los gastados estereotipos, masculinos y femeninos, que tanto han contribuido a degradar este género literario. Las novelas de Sparks funcionan porque sus protagonistas son hombres y mujeres reales, con sus virtudes y defectos, con sus esperanzas y anhelos, con sus dudas y temores; personajes, en fin, con los que el lector puede identificarse fácilmente, pues encuentra en ellos mucho de sí mismo. Tachado por algunos como autor de novela rosa, los libros de Sparks apenas tienen nada en común con los folletinescos relatos de Danielle Steel, por citar un ejemplo cualquiera. Los personajes descritos por Sparks interiorizan de forma natural el sentimiento amoroso, y éste se convierte así en el protagonista absoluto de sus obras de principio a fin. Sus novelas se basan en los sentimientos, y no necesitan, por tanto, de escenarios exóticos, argumentos rocambolescos, pasiones salvajes y oscuras, ni otros recursos similares de los que abusan la mayoría de sus colegas. La clave del gran éxito de sus historias reside en la sencillez y emotividad que desprende cada una de ellas, que atrapa al lector desde la primera página, logrando que para éste resulte casi imposible abandonar la lectura hasta el final. Sparks huye también del concepto de novelón de tropecientas páginas, tan en boga hoy en día en todos los géneros literarios. Lo que se gana en extensión, se pierde en intensidad, dice una vieja norma literaria que nuestro autor parece conocer muy bien y respetar a rajatabla. No aburre al lector con tediosas descripciones ni con diálogos insustanciales que parecen no terminar nunca, ni alarga las escenas innecesariamente, perdiendo con ello la inmediatez tan cara a su prosa. Hasta la última palabra que escribe es psicológicamente reveladora, y es ésta una cualidad que sólo contados escritores poseen. Estamos, pues, ante uno de los novelistas contemporáneos más dotados para transmitir emociones y sentimientos a través de la palabra escrita, y EL CUADERNO DE NOAH es buena prueba de ello.
 
La obra que nos ocupa es una Oda a la fuerza del amor verdadero, que es capaz de superar todos los avatares de la vida e incluso imponerse a los estragos de una enfermedad que aniquila la personalidad de quien la padece, cebándose especialmente en sus recuerdos y sentimientos. El cuaderno al que hace mención el título es el bloc en el que el protagonista masculino, Noah Calhoun, ha transcrito cuidadosamente los detalles más importantes de su vida en común con Allie, la mujer a la que siempre ha amado. Tras casi medio siglo de matrimonio, ella ha caído en las garras del Alzheimer y no recuerda absolutamente nada de su pasado. Dadas las crueles características de la maldita enfermedad, los médicos consideran imposible que Allie se recupere. Pero Noah, impelido por su amor por ella, y por la promesa que le hizo cuando le diagnosticaron la espantosa dolencia, persevera en sus intentos por sondear en la dañada mente de su esposa, buscando un retazo de recuerdo, por insignificante que éste sea, que pruebe que la maravillosa mujer que le entregó su corazón y su vida entera todavía está ahí. Noah le lee a Allie los pasajes de su cuaderno, un día sí y otro también, ante el escepticismo de los doctores de la residencia de ancianos en la que viven. A veces Allie parece mejorar un poco, aunque sigue sin reconocer a Noah. Estos breves instantes son las chispas que impiden que se apague la llama de la esperanza de él, y lo que le anima a insistir en sus intentos, ante la perpleja observación de los galenos y las conmovidas miradas de las enfermeras. Y así, con los apuntes del cuaderno de Noah, los lectores conocemos la sencilla historia de amor que ambos compartieron, marcada por una separación forzada por los convencionalismos sociales, la guerra mundial y la acción de una mujer (la madre de Allie) que interceptaba las cartas que Noah le escribía a lo largo de los años. Su reencuentro, favorecido por la casualidad y por los intensos sentimientos que Allie aún atesoraba en su corazón, puso las cosas en su sitio, abortando el matrimonio de ella con otro hombre y uniéndoles para siempre con el lazo sagrado del amor eterno.
 
La novela combina sabiamente romance y dramatismo, subyugando al lector desde su impactante comienzo hasta su conclusión, cargada de esperanza. Quien espere encontrarse ante un típico y tópico relato romántico al uso, probablemente no quedará satisfecho; pero quien busque una historia de amor emotiva, sincera, sencilla, narrada con honestidad y buen gusto, encontrará en EL CUADERNO DE NOAH una de las mejores obras de la literatura romántica contemporánea.
 
 
 
Título original: The Notebook
Autor: Nicholas Sparks
Año de publicación: 1996
Editorial: Ediciones Salamandra
Colección: Letras de bolsillo, número 7
Traducción: Mª Eugenia Ciocchini Suárez
Edición: 2002

lunes, 31 de marzo de 2014

ENCUESTA CUMPLEAÑERA 2014

 
 
 
Estimados amigos de Bolsi & Pulp: Nuestro amado blog cumplirá este 1 de mayo 7 años de vida.
 
Es por ello que en Bolsi & Pulp, deseamos celebrar junto a ustedes y en grande estos 7 años de vida. Y para ello, hemos seleccionado tres excelentes novelas de Ciencia Ficción, para que voten y elijan su favorita. 
 
Como de costumbre, la novela que tenga más votos será publicada en el blog a modo de regalo de cumpleaños para que todos disfruten leyendo.
 
 
Las opciones para votar son las siguientes:
 
 
OPCIÓN 1:
LOS HOMBRES DE VENUS
DE GEORGE H. WHITE

LOS HOMBRES DE VENUS es la primera novela correspondiente a la SAGA DE LOS AZNAR de GEORGE H. WHITE. Esta legendaria saga es considerada como la mejor serie europea de Ciencia Ficción.



OPCIÓN 2:
EL SUEÑO PROFUNDO
DE KELLTOM McINTIRE

En EL SUEÑO PROFUNDO el señor KELLTOM McINTIRE nos sumerge en una singular aventura, que justifica debidamente la razón de haberse hecho un espacio entre los legendarios escritores bolsilibrescos.
 
 

OPCIÓN 3:
LA DOBLE BATALLA
DE CLARK CARRADOS
  Aparecida en la legendaria colección "Espacio, el mundo futuro", LA DOBLE BATALLA es otra de las impecables obras del gran CLARK CARRADOS.

 
 
 
¡USTEDES ELIGEN SU REGALO DE CUMPLEAÑOS! ¿Qué novela de Ciencia Ficción prefieren?
 
¿YA HICIERON SU ELECCIÓN? ¡ENTONCES VOTEN DE INMEDIATO, QUIZÁS MAÑANA SEA TARDE!
 
El plazo vence el 29 de abril y el libro ganador será publicado el 1 de mayo.
 
¡Un abrazo enorme a todos y saludos bolsilibrescos!

Atte: ODISEO…Legendario Guerrero Arcano.

lunes, 24 de marzo de 2014

TERROR FANTASTIC (PARTE 2)

 
 
Estimados amigos de Bolsi & Pulp:
 
Nos vamos con la segunda parte de la legendaria revista española Terror Fantastic. Si se perdieron la primera parte, pinchen acá.
A principios de los años setenta se desató en el panorama cinematográfico Español el denominado “boom” del cine fantástico y de terror nacional. Su llegada propició la proliferación de técnicos y directores que se especializaron en un género casi de forma experimental para la época. Hablar del mundo editorial especializado en el género, por aquel entonces, resulta imposible antes de la llegada de una de las publicaciones más serias y prestigiosas que han surgido a lo largo de la historia de España. Fue la mítica Terror Fantastic, quien llenó ese hueco, tal vez impulsada por la ferviente avalancha de títulos fantaterrorificos de producción nacional, y que durante 26 números deleitó al aficionado obsequiándole con una información y un material gráfico inédito del cual solo sé sabía si lograbas localizar alguna publicación de importación lo cual no estaba al alcance de muchos.
Editada por Pedro Yoli y dirigida por José Cañas Aznar, el primer número de Terror Fantastic vio la luz en Octubre de 1971 con una secuencia de “La ecología del delito” de Bava como portada. Principalmente lo más atractivo resultaron ser sus secciones, Francisco Montaner y Antonio Camin dejaron su alma y empeño recopilando datos y material fotográfico en su sección “Los hombres de la fantasía” iniciando su andadura en este primer número con el glorificado Boris Karloff y “Los mitos del terror” donde cada mes recopilaban la filmografía de un personaje clásico del cine de terror como el hombre lobo (nº4), el monstruo de Frankenstein (nº2) o el conde Drácula (nº3) por citar unos pocos.
Carlos Nolla se encargaría de recuperar los grandes clásicos en “Museo fantástico”, Luis Gasca deleitaba con “Los cómics fantásticos”, y Luis Vigil, director de la primera versión Española de Fangoria, se introducía en el apasionante mundo del ocultismo en cada número. Muchas fueron las firmas que dejaron su huella en la revista desde Terence Moix a Juan Tebar, pasando por Antonio Cervera o el polifacético Antoni Pierrot quien tras la desaparición de Terror Fantastic quiso recoger su semilla y edito en Enero de 1975 la revista “Vudu”…pero eso es otra historia. Por primera vez se mantenía un contacto directo con los lectores en la sección de correo ¿Dígame? en la cual se resolvían más de una duda al aficionado que andaba perdido en el limbo del panorama nacional y se quejaba de una censura cada vez más presente, incluso se implantó un concurso de relatos cortos de los cuales muchos fueron publicados en sus páginas. Entre esos lectores se encontraba un joven Salvador Sainz autor del fanzine “Transilvana express” y del libro “Historia del cine fantástico Español” además de actor en dos películas de su idolatrado Paul Nashy “Latidos de pánico” (1982) y “La bestia y la espada mágica” (1983). Se brindaba una gran cobertura a la producción nacional principalmente con dos secciones, “Veremos…” y “Hemos visto:”. En la primera se daban a conocer los próximos estrenos y rodajes y en la otra se comentaban los ya estrenados en las salas. Para muchos profesionales de hoy en día “Terror Fantastic” significó un antes y un después dentro del mundo de las publicaciones especializadas, una fuente de inspiración y consulta indudable. Tras tres años de andadura y 26 números publicados “Terror Fantastic” llegó a su fin. Muchas son las especulaciones de su desaparición desde problemas de distribución a cambios drásticos por los derechos del nombre “Fantastic” de ahí el cambio de “Terror Fantastic” a simplemente “Terror” con el cual apareció en su último número 26 fechado en Noviembre de 1973.
Ahora les hago entrega de las siguientes 13 portadas de esta monstruosa y genial revista, de esta forma completamos todas las portadas de la colección.
¡Un abrazo a todos y saludos Bolsilibrescos!  
Atte: ODISEO... Legendario Guerrero Arcano.




 
 






martes, 18 de marzo de 2014

EL HOMBRE ESTRELLA

 
 
 
 
 
 
Los libros de la colección Ciencia Ficción de la extinta Ultramar Editores ocupan un lugar especial en mi biblioteca. Son en total quince títulos que adquirí en un puesto de libros de lance. La verdad es que fue un chollo, pues me hice con ellos por tres mil pesetas de la época —estábamos en 1997—, de modo que cada libro me salió por poco más de un euro de hoy día, así que juzgad vosotros mismos... El caso fue que, con cuatro perras, enriquecí mi fondo de obras del género con un buen puñado de novelas, entre las que figuraban unas pocas de autores españoles, que no desmerecían en absoluto de las de los clásicos anglosajones. Una de ellas era EL HOMBRE ESTRELLA, de Gabriel Bermúdez Castillo.
 
La acción de la novela se sitúa en un planeta lejano, cuyos habitantes, descendientes de una expedición espacial, han perdido todo contacto con la Tierra. En este curioso mundo, azotado periódicamente por plagas de insectos gigantes, la sociedad humana está estructurada en un feroz matriarcado, en el que las mujeres controlan todos los aspectos de la existencia. Los varones, sometidos durante generaciones a la despiadada autoridad femenina, han devenido en unos seres débiles, acomplejados y temerosos, supeditados en todo a la voluntad de las fuertes y orgullosas féminas. Sin embargo existe un hombre, Tom Mumford, que está dispuesto a acabar con esta situación. Tom, hijo de una renegada conocida como Juana La Negra y nacido en el exilio que ésta se autoimpuso para evitar que el Estado le arrebatase su hijo varón, emprende viaje hacia la civilización tras la muerte de su madre. La injusta cultura matriarcal le horroriza de tal modo que decide luchar contra ella, con el loable objetivo de devolver la dignidad y el orgullo humanos a los hombres y restablecer el necesario equilibrio entre los sexos. Durante su personal cruzada por la igualdad de géneros y géneras, Tom descubrirá los siniestros orígenes del Matriarcado que gobierna el planeta, y los terribles secretos que oculta la élite mujeril que detenta el poder.
 
El planteamiento argumental de la obra no es nada novedoso que digamos. El de la sociedad gobernada por mujeres es uno de los tópicos más manidos no sólo de la ciencia-ficción, sino también de la literatura de aventuras en general. Lo verdaderamente original de EL HOMBRE ESTRELLA, y lo que a la postre la convierte en un relato casi magistral, es su desenlace, en el que se nos revela el gran secreto de la casta dominante, aquello que debe ser ocultado a toda costa no sólo a los inferiores varones, sino también al grueso de la población femenina. Una de las reglas clásicas de la literatura dice que un buen final, impactante e inesperado, puede convertir una novela corriente en una obra maestra. Y esto es lo que ocurre con este magnífico libro de Bermúdez Castillo. EL HOMBRE ESTRELLA, sin ser una novela genial, se revela como una de las obras más logradas de su autor, inferior a EL SEÑOR DE LA RUEDA, pero muy estimable; una historia clásica que cumple a la perfección el fin para el que fue escrita: ofrecer al aficionado a la ciencia-ficción unas horas de amenísima lectura.
 
 

Autor: Gabriel Bermúdez Castillo
Año de publicación: 1988
Editorial: Ultramar
Colección: Ciencia-Ficción nº 57
Edición: 1988

miércoles, 12 de marzo de 2014

ROCKY ROBOT, OTRO ROBÓTICO HÉROE CARRADIANO

 
 
 
 
 
Luis García Lecha, el autor español que más obras de ciencia-ficción escribió, parecía sentir cierta predilección por el mundo de los robots, a los que dedicó docenas de novelas, algunas de ellas excelentes, a pesar de haber sido publicadas en el hasta hace poco denostado formato bolsilibro. Me atrevería a afirmar, aún a riesgo de quedar como un exagerado y ofender a los incondicionales del Buen Doctor —entre los que, dicho sea de paso, me cuento—, que Lecha fue el Asimov de la ciencia-ficción española, precisamente por la atención que prestó al universo de la robótica en todas sus formas. Su mejor creación en este campo fue el personaje de Kabé, androide que protagonizó un interesante ciclo de novelas independientes publicadas por la barcelonesa editorial Toray en su exitosa colección Espacio, el mundo futuro. En esa misma serie vio la luz otro héroe robótico surgido de su fecunda pluma, Rocky Robot. Este personaje apareció en dos títulos, que yo sepa, aunque es más que probable que Carrados escribiese más aventuras suyas que no conozco.
 
Rocky Robot, número de serie RR-07-TS-401, es propiedad de Ferdinand (Ferdy) Kastell, inspector de la Brigada Criminal de la policía, adscrito a la comisaría 30 del Gran Berlín del siglo XXIII. Diseñado como robot sirviente, Rocky ejerce funciones de mayordomo, pero es un androide tan perfecto, tan parecido a los humanos, que suele ayudar a su amo en sus tareas policiales... aunque extraoficialmente, claro está. Por lo demás, Rocky viene a ser un trasunto de Kabé, ya que habla y se comporta de modo muy parecido al de éste. Dando por sentado que los datos que manejo sean correctos, Lecha creó a Rocky a principios de los sesenta, por lo que este personaje es posterior a Kabé, cuyas primeras aventuras datan de mediados de los cincuenta. Los relatos de Rocky Robot están narrados en primera persona del singular por el propio protagonista, al igual que ocurría con los de Kabé, lo que les dota de gran dinamismo. Por lo demás, sus argumentos son, en esencia, intrigas policiales o de espionaje ambientadas en un marco futurista, un planteamiento muy del agrado del novelista riojano. El humor, a veces ingenuo pero muy eficaz, tan característico de la obra clásica de Carrados, alcanza cotas casi sublimes tanto en las novelas de Kabé como en las de Rocky. Que un robot narre, en primera persona, sus experiencias con los humanos, le sirve al autor para pergeñar un puñado de buenos chistes, además de para incluir ciertas reflexiones críticas, a veces irónicas, a veces cáusticas, sobre la condición humana.
 
Poco más puedo decir sobre este personaje, del que, como he apuntado anteriormente, sólo conozco dos novelas. Si acaso señalar, una vez más, la fascinación que el autor riojano afincado en Barcelona sentía por la robótica, tema que merece un trabajo aparte.

jueves, 6 de marzo de 2014

VIDEO DE UN BLOG COLEGA

 




Dando  vueltas por Internet, descubrí un interesante blog colega, que brinda homenaje a los bolsilibros que editó la extinta editorial Bruguera.

El sitio también tiene un video con fotos de portadas de las colecciones: Punto rojo, Servicio Secreto, Selección Terror, La Conquista del Espacio, La huella y Brigitte en acción.

No aguanté la tentación de compartirlo con ustedes, así que acá les dejo el video y para los interesados, si quieren entrar al sitio en cuestión, acá les dejo la dirección: bolsilibrosbruguera.globered.com

¡Disfruten del video y larga vida a los bolsilibros!

Atte: Odiseo: Legendario Guerrero Arcano.
 
 
video

viernes, 28 de febrero de 2014

STAR TREK THE NEW VOYAGES: EL ORGULLO DE LOS FANS

 
 
 
 
 
No hay fans más dinámicos, entusiastas y ruidosos que los de Star Trek. El fenómeno trekker no conoce fronteras. En cualquier parte del planeta donde haya un mínimo de civilización, encontrarán ustedes algún trekkie. De hecho, ninguna otra franquicia del mundo del espectáculo cuenta con tantos seguidores a nivel mundial como Star Trek. Ni siquiera Star Wars, que ya es decir. El universo futurista imaginado por Gene Roddenberry y sus colaboradores en los años sesenta ha ido expandiéndose exponencialmente, abarcando todos los ámbitos posibles. Este proceso, iniciado casi en el mismo momento en que fue cancelada la serie original, allá por 1969, se ha intensificado gracias a la eclosión de Internet, que ha facilitado extraordinariamente la difusión de la denominada filosofía trek y el contacto entre los aficionados. Pero lo que ningún trekkie de la vieja guardia podía imaginar siquiera, es que llegaría un momento en que los fans, gracias al desarrollo tecnológico, estarían en condiciones de recrear el Star Trek original a capricho.
 
El milagro se produjo en el año 2003, cuando un grupo de trekkies estadounidenses, comandados por James Cawley, Jeffery Quinn, John Kelley y Jack Marshall, decidieron poner en marcha un ambicioso proyecto que casi parecía irrealizable: rodar una continuación de TOS, respetando al máximo el genuino espíritu Roddenberry. Cawley, un profesional del mundo del espectáculo, que se ganaba la vida realizando fabulosas imitaciones de Elvis Presley en los casinos de Las Vegas (Nevada), reunió a una cohorte de aficionados irreductibles dispuestos, como él, a emplear su tiempo y su dinero en hacer realidad el sueño de cualquier fan: convertirse en protagonista de Star Trek. La idea fue muy bien acogida y el equipo de Cawley se puso de inmediato manos a la obra. Acababa de nacer Star Trek: The New Voyages TNV en adelante—, una serie amateur, sin ánimo de lucro, que se distribuiría libremente a través de Internet. La premisa argumental era sencilla. La misión de la Enterprise original debería haber durado cinco años. Asumiendo que cada temporada de TOS se correspondiese con un año de esa misión, Cawley y su grupo se proponían completar ésta rodando las dos temporadas restantes.
 
James y su grupo pusieron manos a la obra con el característico entusiasmo trek, sumergiéndose de lleno en un trabajo agotador pero muy gratificante. Los miembros del equipo se mantenían en contacto vía correo electrónico, intercambiando ideas y sugerencias, y reuniéndose cada fin de semana para dar forma a éstas. El ritmo de trabajo tenía que ser lento por fuerza, ya que las personas implicadas en el proyecto debían cumplir con sus obligaciones laborales. Pero por fin, tras largos meses de esfuerzos, en enero de 2004 vio la luz el episodio piloto de TNV, que llevaba por título PODRÍA PASAR. La aventura se iniciaba con un emotivo recuerdo para la tripulación de la lanzadera espacial Columbia, que se había desintegrado al entrar en la atmósfera tras regresar de una misión.
 
PODRÍA PASAR significó no sólo el comienzo de un hito de la ciencia ficción en Internet, sino también el emocionante reencuentro de los fans con unos personajes inolvidables. Kirk, Spock, McCoy y los demás eran los iconos más sagrados de Star Trek, y la idea de que un grupito de aficionados pretendiera emularlos en una serie amateur no dejó indiferente a nadie. Hubo opiniones para todos los gustos, pero lo cierto es que, tras ver el primer episodio de TNV distribuido a través de la red de forma gratuita, incluso los trekkies más recalcitrantes y fundamentalistas tuvieron que admitir que Cawley y su gente no lo hacían tan mal. De hecho, lo habían hecho incluso mejor de lo que todos esperaban.
 

 
Cawley, verdadera alma máter de la peculiar serie, deseaba que los fans se sintieran a gusto, de modo que el piloto estaba lleno de guiños al trekkie veterano, el que se había formado como tal con las aventuras de Jim Kirk y su tripulación. Así, decidió recuperar dos personajes secundarios que habían calado muy hondo en el imaginario trek, el de Janice Rand, la bella contramaestre de Kirk durante buena parte de la primera temporada de TOS, y el del teniente Vincent DeSalle, que había aparecido en dos memorables episodios, EL ESCUDERO DE GOTHOS y ESA CARA DEL PARAÍSO. PODRÍA PASAR contó también con la colaboración del veterano Eddie Paskey, actor de reparto que en TOS había interpretado un personaje de soporte, el del teniente Leslie, que, pese a su falta de relevancia en el desarrollo de la serie, se había ganado el cariño de los trekkies con sus esporádicas pero entrañables apariciones. En el piloto de TNV, Paskey dio vida al cargante Almirante Leslie, padre de aquel Leslie de la serie original, al que en la producción de Cawley daría vida un actor aficionado. También se homenajeó al gran Matt Jefferies, director artístico de TOS, dándole su nombre al capitán del carguero Al-Rashid, nave de la Flota Estelar que es socorrida por la Enterprise.
 
Lo mejor de PODRÍA PASAR fue su estética y sus efectos especiales. La USS Enterprise presentaba un aspecto mucho más realista que en TOS. El decorado principal, el puente de mando, fue reproducido hasta en sus menores detalles. Gracias al desarrollo de la informática, el equipo de TNV pudo ofrecer a sus seguidores secuencias espectaculares, inimaginables en la televisión de la época en que se rodó el primer Star Trek. PODRÍA PASAR arrancaba con una escena visualmente impactante, la de la Enterprise abandonando las entrañas de una estación espacial. En la misma escena aparecían varios modelos de naves cruzando el espacio majestuosamente. Entre ellas destacaba una réplica de la SS Botany Bay que vimos en SEMILLA ESPACIAL, modelo que posteriormente, a partir de EL MEJOR ORDENADOR, pasaría a denominarse carguero-robot.
 
Cawley y su equipo lograron recrear fidedignamente el ambiente y el espíritu de la serie clásica, lo que se tradujo en un éxito inmediato que les animaría a seguir adelante. El primer episodio oficial fue PRIMERA VICTORIA, concebido como una espectacular secuela de LA MÁQUINA DEL DÍA DEL JUICIO FINAL, uno de los capítulos más interesantes de la segunda temporada de TOS. En esta fascinante historia de TNV aparecería un personaje que daría mucho juego a lo largo de la serie, el del klingon Kargh, magníficamente interpretado por John Carrigan. Otro clásico trek que apareció en PRIMERA VICTORIA fue el capitán Christopher Pike, segundo comandante de la Enterprise, tras Robert April. Así mismo, el veterano William Windom hizo un cameo en este capítulo, dando vida al personaje que le hizo famoso y querido en el universo trek, el del comodoro Matt Dekker. El segundo episodio presentó importantes novedades. Llevó por título SERVIR HASTA EL FINAL y contó con la participación desinteresada de dos leyendas del Star Trek primigenio, el actor Walter Koenig y la guionista y productora D.C. Fontana. Como tengo intención de reseñar próximamente todos los episodios de TNV, sólo diré que SERVIR HASTA EL FINAL es una secuela de LOS AÑOS DE LA MUERTE, una de las historias más impactantes ofrecidas por la serie madre.
 
El apoyo de dos pesos pesados trek, como Fontana y Koenig, aumentó la popularidad de TNV. Por otra parte, Eugene Roddenberry, hijo del inolvidable Gran Pájaro de la Galaxia, decidió colaborar con Cawley y su grupo como asesor ejecutivo, lo que disipó cualquier prejuicio o reticencia que pudiesen albergar los trekkies más ortodoxos. Que tres grandes personalidades del mundo de Star Trek apoyaran decididamente TNV sólo podía significar una cosa: que el de Cawley era un proyecto digno y respetuoso con el genuino espíritu trek. Si PODRÍA PASAR representó una arriesgada apuesta en favor de la continuidad del Star Trek original, SERVIR HASTA EL FINAL significó la consolidación definitiva de TNV como una sugestiva opción para los trekkies del mundo entero. A partir de este episodio la serie iría mejorando progresivamente en todos los aspectos, convirtiéndose en una referencia obligada dentro del universo trek, y eso a pesar de que no tiene —al menos de momento— la consideración de serie canónica. El buen trabajo de Cawley y su gente fue recompensado con el reconocimiento y la admiración de las personas que habían trabajado en TOS y otras entregas trek, algunas de las cuales se avinieron a colaborar de forma altruista en TNV. Los actores George Takei, Grace Lee Whitney, Denise Crosby y Barbara Luna , además de los ya mencionados William Windom y Walter Koenig, estuvieron encantados de trabajar en la serie. Aparte de D.C. Fontana, otro genial guionista de la serie original prestaría su colaboración a TNV, el gran David Gerrold, autor del emblemático episodio LOS TRIBBLES Y SUS TRIBULACIONES. Gerrold, que también había participado en Star Trek TNG, había escrito en 1987 un audaz guión para Picard y su tripulación, historia que fue rechazada por tratar, de forma clara y sin complejos, el tema de las relaciones gay. El veterano guionista vio en TNV una oportunidad de oro para recuperar aquel guión maldito. De este modo nació SANGRE Y FUEGO, hasta la fecha el único episodio doble de TNV y uno de los mejores, gracias a la espléndida dirección del propio Gerrold. Éste, con la colaboración del guionista amateur Carlos Pedraza, reescribió su antiguo guión, adaptándolo a los personajes de la producción de Cawley. En este extraordinario capítulo, un largometraje en sí mismo, se recuperaba otro personaje de TOS, el de Peter Kirk, sobrino del capitán que había aparecido en OPERACIÓN: ANIQUILACIÓN, última entrega de la primera temporada de la serie clásica. Peter, interpretado en esta ocasión por Bobby Quinn Rice, era destinado a la Enterprise a petición propia, no porque quisiera servir a las órdenes de su legendario tío, sino porque en la nave insignia de la Flota prestaba sus servicios el joven oficial del que estaba enamorado. La inclusión de un romance homosexual en TNV fue interpretada por los fans como un guiño al veterano George Takei, que unos años antes había reconocido públicamente su homosexualidad.

 
Los episodios PODRÍA PASAR y PRIMERA VICTORIA se rodaron en el mismo formato que los de TOS. Para SERVIR HASTA EL FINAL y los restantes, Cawley optaría por el formato panorámico, lo que daría mayor realce y espectacularidad a la producción. La calidad técnica y artística fue mejorando con cada nueva entrega. Esto se notó, sobre todo, en los efectos especiales y en los decorados interiores de la nave estelar. El equipo técnico de TNV, como se ha comentado ya unos párrafos más arriba, consiguió reproducir al detalle el puente de mando de la Enterprise de Kirk. Por desgracia, la falta de espacio y de medios económicos impidió que se hiciera otro tanto con el resto de decorados. Así, por ejemplo, en los primeros episodios vemos que los corredores de la nave son muy angostos y la sala del transportador mucho más pequeña que la de la nave original, y otro tanto sucede con el camarote del capitán, la sección de ingeniería y la enfermería. No obstante, en los últimos episodios estrenados hasta la fecha aparecen ya decorados más grandes y elaborados, que hacen palidecer a los utilizados en TOS hace casi medio siglo. Otro punto importante es la remodelación del puente de mando. Al principio éste era, como se ha dicho, una réplica exacta del original. Para el memorable SANGRE Y FUEGO se rediseñó casi por completo, añadiéndole nuevos monitores e instrumentos más realistas. Otro tanto se hizo con la sala del transportador, la enfermería, los camarotes y la sala de reuniones. Los efectos especiales mejoraron notablemente, permitiendo a Cawley y su equipo ofrecer a los fans fabulosas batallas espaciales y gran variedad de naves estelares. Una de las más hermosas fue la USS Copernicus de SANGRE Y FUEGO, espléndido navío de clase Miranda, que nos muestra cómo eran las primeras unidades de ese modelo de nave estelar. Las características lanzaderas clase Galileo, tan poco aerodinámicas ellas, están magníficamente reproducidas hasta en sus menores detalles, al igual que las naves klingon y romulanas, las estaciones espaciales o los docks en los que se reparan los navíos estelares.
 
Gracias a su difusión a través de la red, The News Voyages obtuvo un éxito apoteósico en todo el mundo, lo que sería determinante para que CBS-Paramount decidiera, en 2008, permitir a Cawley y su equipo emplear los diseños realizados para la fallida segunda serie trek de Roddenberry. A partir de ese momento, TNV pasaría a denominarse Star Trek Phase II, como la serie que fue cancelada en 1977, antes incluso de que se iniciara su filmación. La decisión de CBS-Paramount fue el espaldarazo definitivo para la producción amateur de Cawley y su gente. Desde entonces, la popularidad de Star Trek Phase II no ha hecho más que aumentar.
 
Hablemos ahora de los actores y sus personajes. Cawley se reservó para sí el rol del capitán Kirk y, en honor a la verdad, debemos admitir que ha logrado meterse en el papel y hacerlo suyo. Gran admirador de William Shatner, Cawley no cometió el error de imitar la interpretación del actor canadiense, y ahí radica, creo yo, el secreto de su gran aceptación entre los trekkies. El Jim Kirk de Cawley es el mismo de TOS... pero con ligeros matices interpretativos que lo diferencian sutilmente del creado por Shatner aunque, en esencia, siga siendo el mismo personaje.
 
En TNV Spock ha sido interpretado, hasta el momento, por tres actores. El primero de ellos, y el que, hasta hoy, ha intervenido en más episodios, fue Jefferie Quinn, uno de los creadores de la serie. Quinn compuso un Spock muy creíble, a pesar de que su caracterización física dejara mucho que desear. Cuando Quinn abandonó la serie, Ben Tolpin asumió el rol del vulcaniano en SANGRE Y FUEGO. A mi juicio, Tolpin es el mejor Spock de TNV, no sólo por su gran interpretación, sino también por su aspecto físico, mucho más próximo al de Leonard Nimoy. El tercer Spock de TNV fue Brandon Stacy, que hizo un buen trabajo en ENEMY STARFLEET, aunque no resultó tan convincente como Tolpin, que en el citado episodio —último estrenado hasta el día de hoy— asumiría las funciones de director.

 
Al cascarrabias de Leonard Bones McCoy le da vida John Kelley, y hay que reconocer que está haciendo un trabajo excelente. El McCoy de TNV semeja casi un calco del de TOS. Kelley interpreta, con mucha humanidad y sentido del humor, el mismo papel que dio fama mundial a su tocayo de apellido, el gran Deforest Kelley. Pero tampoco este actor ha caído en el error de intentar copiar a su ilustre predecesor. Su McCoy sigue siendo el de siempre, si bien con ciertos rasgos diferenciales que lo enriquecen como personaje. El Bones de John Kelley es incluso más emotivo y sensible que el de Deforest. Sigue siendo el mismo protestón contumaz de toda la vida, pero su relación con Kirk y Spock se ha vuelto más estrecha si cabe, aunque, eso sí, sus piques con el primer oficial científico continúan estando a la orden del día.
 
El papel del ingeniero jefe Montgomery Scotty Scott fue interpretado por Jack Marshall en el episodio piloto. No lo hizo mal, pero a partir de PRIMERA VICTORIA sería sustituido por Charles Root, que ha sabido dejar su impronta en el personaje que inmortalizara el inolvidable James Doohan. Hikaru Sulu, el astrofísico y piloto de la Enterprise, apareció por primera vez en el cortometraje EL SILLÓN DE MANDO, la primera entrega de TNV que fue doblada al español. Este rol corrió a cargo de John Lim, que en ENEMY STARFLEET sería reemplazado, para mi disgusto, por J. T. Tepnapa, quien no resulta tan convincente como Lim en el papel de Sulu.
 
A la bella Uhura, la oficial de comunicaciones más sexy de nuestra galaxia y de parte de la de Andrómeda, le dio vida en un principio la guapa aunque un tanto insulsa Julienne Irons. Pero en SANGRE Y FUEGO asumió el papel Kim Stinger, una diosa de ébano que aportó más sensualidad, belleza, simpatía y sentimiento al personaje. Kim Stinger es una de las revelaciones de TNV, y si ésta muchacha no acaba convirtiéndose en actriz profesional, es que no hay justicia en el mundo.
 
Pavel Chekov, el otrora tripulante más joven de la Enterprise, ha tenido tres rostros en TNV. El primero fue el de Jasen Tucker, que tenía a su favor un adecuado acento ruso, aunque su valía como actor, incluso aficionado, era muy discutible. Hubo suerte, no obstante, y fue reemplazado muy pronto por Andy Bray, que compondría un Chekov muy aceptable. En ENEMY STARFLEET pasaría el testigo a Jonathan Zungre, que no lo hizo mal del todo. Habrá que esperar a ver cómo se desenvuelve en próximas entregas.

 
Christine Chapel tuvo el rostro de Shannon Quinlan en PODRÍA PASAR y PRIMERA VICTORIA, y el de Shannon Giles en SERVIR HASTA EL FINAL. Dado que la aparición del personaje en los citados episodios es casi anecdótica, poco se puede decir sobre las dos trekkies que la interpretaron. La encantadora y responsable jefe de enfermeras, que con tanta dulzura interpretó la Primera Dama de Star Trek, Majel Barrett-Roddenberry, no ha vuelto a aparecer en TNV hasta la fecha. Una lástima, porque es uno de los personajes femeninos más recordados de TOS.
 
Ya sólo nos queda hablar de Janice Rand, la contramaestre de Kirk, que amaba en secreto a su legendario capitán. Meghan King Johnson le ha dado vida en todos los episodios en los que ha salido el personaje, y a fuer de ser sincero, tengo que admitir que, si en PODRÍA PASAR esta chica no me convenció en absoluto como la maravillosa Janice, en las últimas entregas, sobre todo en SANGRE Y FUEGO, está fabulosa. La actriz Grace Lee Whitney también ha participado en TNV como Janice Rand, en concreto en el prólogo del episodio Una vida para recordar, protagonizado por George Takei.
 
Si algo han logrado demostrar los integrantes de Star Trek Phase II, es que el Star Trek clásico, el ideado por Roddenberry y sus colaboradores en los años sesenta del pasado siglo, sigue teniendo un considerable tirón incluso entre las nuevas generaciones de trekkies, las que se han forjado como tales con las últimas entregas televisivas y cinematográficas. Es lógico que así sea. Al fin y al cabo, Kirk —el original, no el del film de Abrahams — y su tripulación pusieron los cimientos del vastísimo universo de ficción que conocemos hoy. Ellos fueron los verdaderos Padres Fundadores de ese asombroso e irrepetible fenómeno del mundo del espectáculo que es Star Trek. Y TNV, o Phase II, como se prefiera, es el mayor tributo que los trekkies podrían rendir al Gran Pájaro de la Galaxia y a su magna obra. La gran aventura de estos audaces fans no ha hecho más que empezar. Ojalá tengan viento de cola y consigan llegar adonde ninguna otra producción, televisiva o cinematográfica, ha llegado jamás: a los corazones de sus seguidores.

sábado, 22 de febrero de 2014

TERROR FANTASTIC (PARTE 1)

 
 


Estimados amigos de Bolsi & Pulp:
 
Para este día les traigo algo muy especial, abriremos el baúl de los recuerdos y habláremos de un clásico de clásicos en España, me refiero a la revista Terror Fantastic.
Terror Fantastic fue sin lugar a dudas, la mejor publicación de cine de Terror, Ciencia Ficción y Fantasía de España, excelentes contenidos, buenas entrevistas y estupendo material reseñado. Hay mucha información sobre películas difíciles de conseguir vistas en festivales, así como las primeras reseñas del festival de Sitges.
La revista es muy difícil de conseguir, y cuando aparece, suele ser a precios bastante elevados, pero merece la pena.
En sus páginas podemos encontrar desde reseñas del famoso festival de Sitges, plenamente detallado, hasta películas como Simón rey de los Brujos, El planeta de los simios, cine de Paul Naschy, especiales de la Universal, Hammer, Euro Terror, Forrest J Ackerman, Viyi el monasterio del terror, artículos de brujería, torturas, inquisición, Larraz, Klimovsky, erotismo en el cine de terror, lectura obligada, Ossorio, Mario Bava, Mojica Marins, especial los hombres de la fantasía... y un larguísimo etcétera, en pocas palabras, toda una delicia.
Imprescindible para los amantes más puristas del género Fantaterrorífico. Un 10 sin lugar a dudas.
La revista era en blanco y negro y la colección completa consta de 26 números, incluido el número 15 que es una edición especial con portada a color.
¿Pero para que hablo tanto? En esta primera parte les hago entrega de las primeras 13 portadas de esta excelente y legendaria revista.
 
¡Disfruten de las portadas y saludos Bolsilibrescos!
 
Atte: ODISEO... Legendario Guerrero Arcano.














domingo, 16 de febrero de 2014

KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO

 
 
 
 
GB/1974
TÍTULO ORIGINAL: THE LEGEND OF SEVEN GOLDEN VAMPIRES.
DIRECCIÓN: Roy Ward Baker y Chang Che (sin acreditar).
PRODUCCIÓN: Don Houghton y Vee King Shaw para Hammer Films/Shaw Bros.
GUIÓN: Don Houghton.
FOTOGRAFÍA: John Wilcox y Roy Ford en Eastmancolor.
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Johnson Tsao.
MÚSICA: James Bernard.
DURACIÓN APROXIMADA: 89 minutos.

 
REPARTO: Peter Cushing (Dr. Van Helsing); David Chiang (Hsi Tien-an/Hsi Ching); Julie Ege (Vanessa Buren); Robin Stewart (Leyland Van Helsing); Shi Szu (Hsi Mei-Chiao); John Forbes Robertson (Conde Drácula); Robert Anna (Cónsul británico); James Ma (Hsi Ta); Liu Chia-yung (Hsi Kwei); Tien-Loong (Hsi San).
 
SINOPSIS
 
Hasta Transilvania llega un monje chino, guardián del culto de “Los siete vampiros de oro”, para invocar al conde Drácula y solicitar su ayuda. El señor de las tinieblas acepta, y tras adoptar apariencia oriental, se traslada a China para ponerse al frente de la horda vampírica.
 
Muchos años después, el doctor Van Helsing, la máxima autoridad mundial en vampirismo, da una conferencia sobre el tema en una universidad china, ante el escepticismo y las indisimuladas burlas de los alumnos de la misma. Sin embargo, uno de los jóvenes asistentes a la charla, Hsi Ching, sabe que Van Helsing está en lo cierto, que los vampiros existen, porque su aldea natal, llamada Ping Kwei, es asolada cada cierto tiempo por la secta satánica de “Los siete vampiros de oro” y su ejército de “no-muertos”. Deseoso de salvar a su aldea de la maldición que sobre ella pesa, Hsi Ching logra que Van Helsing acceda a ayudarle a organizar una expedición para acabar con los vampiros. Una joven y bella viuda rica ansiosa de vivir aventuras, Vanessa Buren, se ofrece a financiar el proyecto a cambio de ir con ellos.
 
 
 
 
KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO fue la última de las grandes películas de terror de la Hammer Films y una de sus cintas más originales. Pocas veces ha logrado el cine una hibridación de géneros tan perfecta como en este aclamado film del maestro Roy Ward Baker. El proyecto tenía todas las papeletas para devenir en un fiasco denostado por público y crítica, pues combinar artes marciales y terror vampírico parecía, a priori, una idea demencial. Pero lo cierto fue que la cinta no sólo se convirtió en una de las más exitosas de su tiempo, sino también en una de las producciones Hammer mejor valoradas por los fans del legendario Estudio británico.
 
El film que nos ocupa surgió como efecto colateral  del tremendo éxito obtenido un año antes por OPERACIÓN DRAGÓN (ENTER THE DRAGÓN, Robert Clouse, 1973), la mejor película que protagonizó el malogrado Bruce Lee. Pero en honor a la verdad, hay que decir que, al menos en una ocasión, la Hammer había acariciado la idea de ambientar las aventuras del conde Drácula en el misterioso Oriente, en un intento por revitalizar una saga que a finales de los sesenta ya mostraba síntomas de agotamiento. De hecho, en los archivos de la productora acumulaba polvo el guión de un proyecto nunca realizado,  KALI, LA NOVÍA DIABÓLICA DE DRÁCULA (KALI, DEVIL-BRIDE OF DRACULA), que fue recuperado para emplearlo como parte de la base argumental de la cinta que nos ocupa. Así pues, la Hammer firmó un acuerdo con Run Run y Vee King Shaw, propietarios de Shaw Brothers, principal productora de películas de artes marciales de Hong Kong, para rodar un film que combinara eficazmente el cine de terror vampírico con el de Kung Fu.
 
Este curioso experimento cinematográfico, muy arriesgado desde cualquier punto de vista, dio como resultado no sólo una cinta de gran éxito comercial, sino también uno de los films más interesantes de la carrera profesional de Roy Ward Baker, a mi juicio el director más importante de la Hammer tras Terence Fisher y Val Guest.  Baker consiguió sacarle un gran partido al endeble guión de Houghton, logrando construir un film más que correcto, que devendría en la última obra fantástica de calidad producida por la Hammer. En este sentido, cabe señalar que el mayor mérito del director residió en su habilidad para recuperar, al menos en parte, la característica e inconfundible atmósfera gótica que cimentó la grandeza de los legendarios Estudios británicos. Fue por tanto, como ya he comentado, la última buena cinta de terror de Hammer Films, ya que la película que cerraría de forma oficial la producción fantástica del Estudio sería la prescindible LA  MONJA POSEÍDA (TO THE DEVIL… A DAUGHTER, Peter Sykes, 1976).
 
Lo que más llama la atención en KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO es su perfecta armonía genérica. Nada chirría en el conjunto. La mezcla terror gótico/artes marciales funciona a las mil maravillas, como si hubiese sido elaborada por una suerte de alquimista del arte cinematográfico. Tal grado de fluidez y coherencia estética y narrativa en un film casi experimental como éste se debe, quizá, a las aportaciones de Chang Che (1933-2002), el realizador más prolífico del cine de artes marciales orientales, quien al parecer codirigió la cinta, aunque sin acreditar y ocupándose de las escenas de acción.
 
KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO tenía todos los ingredientes necesarios para triunfar en taquilla, y triunfó. Por desgracia, esta magnífica y modélica cinta de género significó el canto del cisne de la otrora potente Hammer Films,  y el final de una época gloriosa del cine fantástico de sello europeo.
 
                                                                                                                           Antonio Quintana Carrandi
Febrero 2014