LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

sábado, 31 de marzo de 2012

ENCUESTA CUMPLEAÑERA 2012




Estimados amigos de Bolsi & Pulp: Nuestro amado blog cumplirá este 1 de mayo, ni más ni menos que 5 años de vida. ¡Cumpliremos media década junto a ustedes trabajando de manera ininterrumpida!

Es por ello que Bolsi & Pulp, el blog más importante de la literatura popular en el continente americano, desea celebrar junto a ustedes y en grande estos 5 años de vida.

Y para ello, hemos seleccionado tres formidables bolsilibros, para que voten y elijan su favorito, la novela que tenga más votos será publicada en el blog a modo de regalo de cumpleaños para que todos disfruten leyendo.

Las opciones para votar son las siguientes:


OPCIÓN 1:
EL VALLE QUE QUEDÓ EN EL OLVIDO
DE LOU CARRIGAN

El maestro Lou Carrigan nos entrega una novela inolvidable, simplemente uno de los mejores westerns que ha escrito en su vida, y con el que recibió las felicitaciones de Editorial Rollán. Hace unos pocos días atrás, en el blog se publicó una reseña sobre esta novela, si quieren verla pinchen acá.


OPCIÓN 2:
HOMBRE O ROBOT
DE GLENN PARRISH

Luis García Lecha ha pasado a la historia con su seudónimo de Clark Carrados, pero también utilizó el de Glenn Parrish, sobre todo cuando se trataba de una buena aventura de Ciencia Ficción, como es el caso de esta novela.


OPCIÓN 3:
EL CLAN DE LA CALAVERA
DE JOSEPH BERNA

Para algunos el rey del punto a parte, para otros un novelista capaz entretener al 100%. Como sea, Joseph Berna aquí nos entrega una de sus mejores novelas de Terror.



¡USTEDES ELIGEN SU REGALO DE CUMPLEAÑOS! ¿Cuál prefieren?

¿El Salvaje Oeste de Lou Carrigan?
¿La Ciencia Ficción de Glenn Parrish?
¿El Terror de Joseph Berna?

¿YA HICIERON SU ELECCIÓN? ¡ENTONCES VOTEN DE INMEDIATO, QUIZÁS MAÑANA SEA TARDE!


El plazo vence el 29 de abril y el libro ganador será publicado el 1 de mayo.

¡Un abrazo enorme a todos y saludos bolsilibrescos!

Atte: ODISEO…Legendario Guerrero Arcano.

.

martes, 27 de marzo de 2012

RECICLAJE BOLSILIBRESCO PARTE DIECISIETE


En esta ocasión revisaremos una cubierta del ilustrador Desilo, que ha sido utilizada en al menos cuatro ocasiones. Y digo esto, porque si la he podido encontrar repetida cuatro veces con apenas un vistazo a mi colección personal… Nada me dice que no podría encontrarse repetida en alguna otra novela.

Pero en las cuatro veces que ahora les traigo, fue utilizada para novelas policiales: dos veces para la colección Punto Rojo y las otras para Servicio Secreto.

Curiosamente dos novelas del escritor Joseph Berna fueron publicadas con esta portada. ¿Para cuántos autores más pudo ser utilizada? ¿Fue utilizada en alguna otra colección? ¿Cuántas veces se habrá ocupado en total?

Las preguntas son muchas… y el Reciclaje Bolsilibresco parece infinito.

¡Un abrazo a todos y saludos Bolsilibrescos!

Atte: ODISEO... Legendario Guerrero Arcano.


TÍTULO: PROHIBIDO MORIR
AUTOR: BURTON HARE
COLECCIÓN: PUNTO ROJO (Nº 775)
EDITORIAL: BRUGUERA
EDICIÓN: 1977

TÍTULO: ROUGE BAISER
AUTOR: FRANK CAUDETT
COLECCIÓN: SERVICIO SECRETO (Nº 1607)
EDITORIAL: BRUGUERA
EDICIÓN: 1981

TÍTULO: UN TAXISTA EN APUROS
AUTOR: JOSEPH BERNA
COLECCIÓN: SERVICIO SECRETO (Nº 1780)
EDITORIAL: BRUGUERA
EDICIÓN: 1984


TÍTULO: EL CAMARERO ES UN ESPÍA
AUTOR: JOSEPH BERNA
COLECCIÓN: PUNTO ROJO (Nº 12)
EDITORIAL: EDICIONES B
EDICIÓN: 1990

domingo, 18 de marzo de 2012

EL VALLE QUE QUEDÓ EN EL OLVIDO



POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI



Hacía tiempo que no reseñaba ningún bolsilibro del oeste en este blog, así que hoy os presento, amigos de Bolsi & Pulp, uno de los pequeños grandes westerns surgidos de la extraordinaria pluma de mi muy admirado Lou Carrigan, el Maestro indiscutible de la literatura bolsilibresca. En esta ocasión se trata de EL VALLE QUE QUEDÓ EN EL OLVIDO, un espléndido western coral, protagonizado por cuatro forajidos que llegan a un pequeño y hermoso valle, situado en algún punto de la frontera entre Texas y México.

Bueno, es conveniente matizar eso de “forajidos”, porque los héroes de este relato son más bien un puñado de amigos que se las dan de bandidos, pero que, puestos a cometer fechorías, son más bien lastimosos. Se trata, en realidad, de cuatro buenos hombres a los que las circunstancias de la vida, tan perra a veces, les han empujado al otro lado de la ley. Pero como no tienen entrañas para comportarse despiadadamente, como cualquier forajido que se precie de serlo, estos cuatro amiguetes “no dan pie con bola”, como suele decirse. Ninguno de ellos es un asesino, de modo que cuando se deciden a asaltar una diligencia, la cosa les sale fatal y tienen que huir a uña de caballo. Su intención es llegar a México, pero uno de ellos está gravemente herido y se ven obligados a buscar refugio y ayuda en el valle que da título a la novela. Una vez allí, entablarán buenas relaciones con los escasos habitantes del lugar. Llegado el momento, y en un alarde de hombría de bien, defenderán a éstos del acoso de Joe Kirkpatrick y su peligrosa banda de asesinos sin conciencia, que llegan al valle poco después que ellos, huyendo de los Rurales de Texas.

Esta es, sin duda, una de las mejores novelas del Oeste del Maestro Lou. Los personajes principales son inolvidables, una de las mejores creaciones literarias del autor barcelonés. Destacan los dos mexicanos, Manuel Chávez, o Manolón, el gigante que sólo aspira a encontrar una mujer de su mismo calibre con la que llevar una vida plácida, y Jajá Pérez López, el chiquitajo que siempre se está riendo y que es más feo que el sargento de Utrera, aquel al que, de puro feo, cuando murió le dieron los santos óleos con una caña. Sus compañeros gringos son Pete O´Rourke y Phil Corbett. Los cuatro han cabalgado juntos durante mucho tiempo y cada uno de ellos daría la vida por los demás si fuera necesario. Valle Salazar, el valle que quedó en el olvido, ese lugar apacible apartado de las rutas conocidas, se abre ante ellos como un inesperado paraíso en la Tierra. Pero para disfrutar de tal paraíso, antes habrán de exterminar a las serpientes de cascabel comandadas por el infame Kirkpatrick.

La novela tiene todos los ingredientes para complacer al lector más exigente. Hay acción a raudales, romance en su justa medida y, lo mejor de todo, mucho humor, el inconfundible y sano humor “Carriganiano” que merecería un estudio aparte. ¿Quién sabe? Quizá me decida a escribir tal estudio yo mismo. De momento, disfrutad de EL VALLE QUE QUEDÓ EN EL OLVIDO, uno de los westerns más memorables de ese extraordinario autor que es Antonio Vera Ramírez, el incombustible Lou Carrigan.

domingo, 11 de marzo de 2012

CAMINO ABIERTO A LAS ESTRELLAS


POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI



NOTA DEL AUTOR:

Un amable lector ha tenido el detalle de comentar esta reseña, indicándome que esta obra de Thorkent no es una novela independiente, sino que forma parte del ciclo de los Kherles. Así es, efectivamente. Este título es el primero de la Saga Kherle, y no me explico cómo pudo pasárseme por alto este punto. Agradezco al citado lector su puntualización y procedo a corregir el pequeño error.

Esta novela, número 78 de la colección Héroes del Espacio de Bruguera, demostró, por enésima vez, que al gaditano Ángel Torres Quesada se le quedaba pequeño el formato bolsilibro. Camino abierto a las estrellas es uno de los mejores relatos escritos por Thorkent en su época de autor de novelas de a duro. Una obra que es, en sí misma, un perfecto compendio de todo lo bueno que podía ofrecer la literatura popular española. Una magnífica historia de ciencia ficción, que engancha al lector desde la primera página.

El argumento gira en torno a un extraño artefacto extraterrestre, descubierto durante unas excavaciones en la imaginaria república sudamericana de Atagua. El gobierno de EE UU, tras llegar a un acuerdo con las autoridades ataguayas, envía ese objeto a una base secreta de Arizona. Es, ciertamente, un descubrimiento sorprendente, ya que se trata de una especie de aeronave, de diseño ahusado y reducido tamaño, que tiene miles de años de antigüedad. Pero lo más extraño de todo es que dicha nave es prácticamente un casco vacío, ya que carece de motores, sistemas de control e incluso de equipamiento interior. Vamos, es que ni siquiera tiene asientos para los tripulantes. El funcionamiento de tan singular aparato es un completo misterio. Para tratar de resolverlo, el gobierno yanqui recurre a Ted Hallison, un niño de diez años con poderes paranormales, que está al cuidado de la psicóloga infantil Carla Rossi. Dado que la nave no tiene equipo propulsor ni controles de ninguna clase, los expertos gubernamentales han llegado a la conclusión de que ésta se activa mediante el poder de la mente, de ahí la inclusión del superdotado Ted en el proyecto. Siempre precavidas, las autoridades designan a un hombre de acción, de absoluta confianza, para ocuparse de la seguridad del niño y del artefacto, en previsión de que alguna potencia extranjera trate de apoderarse de ambos. El elegido es John Skawa, quien pronto se verá inmerso en una fantástica aventura repleta de suspense y acción que, como todas las surgidas de la fecunda pluma de Thorkent, tendrá un final tan inesperado como fascinante.

Torres Quesada rompe en esta novela con uno de los tabúes típicos de la literatura bolsilibresca española. Las mal llamadas novelas de a duro estaban protagonizadas, indefectiblemente, por personas de raza blanca, algo con lo que el autor gaditano no parecía estar muy de acuerdo, postura que le honra. Quizá por eso decidió que John Skawa y Ted Hallison fuesen de raza negra. Sea como fuere, este detalle representa una inesperada novedad que contribuye a aumentar el interés del relato. Que yo sepa, los únicos autores de bolsilibros que describieron alguna vez héroes no caucásicos fueron Frank Caudett en una novela del Oeste, Lou Carrigan en varios thrillers y José Mallorquí, muchas de cuyas novelas están protagonizadas por mexicanos de piel cetrina e incluso por algún mestizo, como sucedía en “Entre dos rencores”, título perteneciente a la serie de “Dos hombres buenos”.

Camino abierto a las estrellas es un relato trepidante e intrigante a partes iguales, que está a la misma altura que las mejores novelas escritas por el autor dentro de su saga de El Orden Estelar. Con esta fascinante novela, el gaditano iniciaría el Ciclo de los Kherles, otra de sus grandes creaciones literarias. Con títulos como éste, Ángel Torres Quesada demostró que era el mejor escritor de ciencia ficción de Bruguera. Publicada hace la friolera de veintinueve años, esta novela sigue conservando todo su interés y toda su frescura. Si podéis, leedla. No os defraudará. En realidad, ¿qué novela de Thorkent defrauda?

lunes, 5 de marzo de 2012

UN CEREBRO DE IDA Y VUELTA



POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI


El nº 536 de La conquista del espacio, publicado en noviembre de 1980, con portada de M. García, nos presenta una de las historias más divertidas y originales escritas por Luis García Lecha, aquí firmando como Glenn Parrish.

El protagonista de UN CEREBRO DE IDA Y VUELTA es Gil Krottyn, un joven y hambriento vagabundo que fue apuñalado por otro desdichado como él, mientras se peleaban por un trozo de pan con carne fría que el primero había encontrado en un cubo de basura. Dado por muerto, y certificada su defunción por el forense, su cuerpo fue reclamado por un tal doctor Florenz, que se presentó ante las autoridades alegando ser primo suyo por parte de madre. En realidad, el tal Florenz es un científico que tiene unos planes muy especiales para el cuerpo de Krottyn, o, mejor dicho, para una parte muy especial del pobre vagabundo.

Algún tiempo después, Krottyn resucita convertido nada más y nada menos que un mono gigante del planeta Irmgod. El enigmático Florenz, al que acompaña una mujer llamada Roxelia Amedden, explica a Gil que le eligieron a él precisamente por su condición de paria, por no tener parientes, ni amigos ni nadie que le eche en falta. El científico le cuenta cómo preparó su falso asesinato para hacerse con su cuerpo y, lo más importante, con su cerebro. El pobre Krottyn no entiende por qué le han hecho algo tan horrible, ni qué es lo que pretenden de él. Es Roxelia quien responde a esos interrogantes. En Frecqul, capital de Irmgod, se encuentra la Torre Máxima, una imponente construcción de setecientos metros de altura, una fortaleza supuestamente inexpugnable. En la cúspide de dicha torre hay una plataforma en la que, protegida bajo una cúpula transparente, se encuentra una caja metálica, de forma cúbica y superficies completamente lisas. Lo que Roxelia y Florenz pretenden es que Krottyn escale la torre por el exterior, alcance la plataforma y se apodere del contenido de la extraña caja allí depositada.

Nuestro héroe, en principio, se niega a secundar los planes de la pareja que le ha hecho víctima de semejante monstruosidad. Pero Florenz y la muchacha le chantajean. Su cuerpo está perfectamente conservado. Si accede a sus deseos, cuando todo termine reimplantarán su cerebro en el mismo, y además le darán diez millones de créditos. Pero si se niega, lo incinerarán y él tendrá que seguir siendo un simio irmgodita para el resto de su vida. Al pobre Gil no le queda otro remedio que aceptar, y comienza inmediatamente el entrenamiento para lograr una perfecta coordinación entre su cerebro humano y su nuevo cuerpo simiesco. Roxelia no se separa de él ni un momento y Krottyn acaba descubriendo por qué una muchacha tan hermosa está metida en un asunto tan turbio. Shubaddar, Primer Ministro de Irmgod, fue el responsable del asesinato del esposo de la joven. Cuando la pareja estaba celebrando su banquete de bodas, los esbirros del Primer Ministro entraron en el lugar y dieron muerte al flamante marido de Roxelia ante sus propios ojos. Por eso desea vengarse de Shubaddar, y la mejor forma de hacerlo es apoderándose del objeto contenido en la caja situada en la cima de la Torre Máxima.

Gil, aunque comprende los motivos de la muchacha, no puede simpatizar con ella por lo que le ha hecho. Pero no tiene más remedio que hacer lo que ella diga, si quiere recuperar su verdadero cuerpo. El plan sigue adelante como estaba previsto. La idea es que Roxelia, convenientemente disfrazada, se traslade a Irmgod con su mono amaestrado, con el que se dedicará a actuar por las calles de la capital. El mono tocará la guitarra, las castañuelas y las campanillas, y Roxelia, cual bella zíngara de antaño, bailará a su son, mientras buscan la ocasión oportuna para llevar a cabo su misión.

Pero las cosas se complican. A bordo de la astronave que les lleva a Irmgod, Krottyn recibe un cartucho de vídeo, en el que se ve el cadáver del doctor Florenz sobre un charco de sangre, y a un individuo disparar una pistola de energía contra su cuerpo humano, conservado en una cápsula criogénica. Luego, aparece en la grabación otro individuo, quien afirma que Roxelia jamás logrará sus propósitos. Nuestro héroe está desolado. Ese mensaje, el asesinato del doctor y la desintegración de su cuerpo humano significan que Shubaddar y sus esbirros conocen sus planes. Pero la muchacha no se resigna y está dispuesta a seguir adelante como sea. Gil, por su parte, está casi desesperado. Su cuerpo original ya no existe. ¿Qué será de él cuando todo termine? Roxelia trata de animarle, asegurándole que, de algún modo, conseguirán otro cuerpo al que poder trasplantar su cerebro. Después de todo, alega la muchacha, se producen muertes por accidente con mucha frecuencia, por lo que no debería resultar difícil conseguir un cuerpo humano parecido al suyo.

Por fin llegan a Irmgod y comienzan a actuar por las calles de la capital, mientras esperan la ocasión propicia para el asalto a la Torre Máxima. Sin embargo, una gran sorpresa les aguarda en ese mundo. Según el doctor Florenz, los monos gigantes de Irmgod se hallan en el estadio correspondiente al de los neanderthales terrestres, y emiten unos sonidos que los científicos califican de lenguaje, aunque muy rudimentario. Krottyn sí puede hablar normalmente, ya que Florenz modificó el aparato bucal del simio receptor del cerebro de nuestro héroe. Pero en un encuentro casual entre Frogo (nombre dado por Roxelia al Gil simiesco) y algunos congéneres suyos, que actúan en un circo, el terrestre descubre que estos monos son mucho más inteligentes de lo que creen los irmgodianos, ya que poseen no sólo la capacidad de comunicarse oralmente entre ellos mediante un lenguaje casi tan complejo como el humano, sino también una conciencia de raza verdaderamente admirable.

Mas no será ésa la única sorpresa que se llevarán nuestros amigos. Poco a poco, Gil y Roxelia irán descubriendo que las cosas en ese planeta no son lo que parecen, que Shubaddar, aunque no es trigo limpio, tampoco es el monstruo que creían, y que ellos mismos forman parte de una sucia intriga política urdida por alguien que se oculta en la sombras, una persona dispuesta a cometer toda clase de crímenes para lograr sus oscuros propósitos.

Una de las cosas que más me gustan de Luis García Lecha es que sus novelas siempre rezuman optimismo. Sus héroes siempre conservan la esperanza, incluso en las situaciones más sombrías. En esta novela tenemos un buen ejemplo de esto. En un momento dado de la aventura, Gil / Frogo, está convencido de que nunca volverá a tener un cuerpo humano. A pesar de todo, no se deja vencer por el abatimiento. Si ha de ser un mono de Irmgod para el resto de su vida, tratará de hacer algo por sus nuevos semejantes, que viven bajo el temor constante de ser cazados por los hombres. Nuestro protagonista hace partícipe a Roxelia de sus proyectos para su nueva existencia. Cuando todo termine, se irá al bosque con los suyos y procurará ayudarles a evolucionar. Les enseñará a construir refugios, herramientas, armas para defenderse de sus enemigos naturales y también de los humanos. Les dará la rueda y el fuego, los instrumentos que sacaron a los hombres prehistóricos del salvajismo. Gil / Frogo incluso habla de buscar una hembra, aparearse y tener descendencia que continúe su labor al frente de la comunidad simia. Como podemos ver, el protagonista de esta historia es un hombre animoso, dispuesto a salir delante de la mejor forma posible incluso en las circunstancias más adversas. Un magnífico ejemplo de lo que Luis García Lecha entendía por héroe.

Como es habitual en todas las obras de nuestro admirado autor riojano, el sentido del humor salpica la novela casi de principio a fin. Como botón de muestra, basta recordar ese hilarante pasaje del capítulo IV en el que Gil / Frogo reconoce ante Roxelia, avergonzado, que le gusta Drya, la mona gigante del circo, lo que provoca las carcajadas de la muchacha.

La aventura narrada en esta novela tiene, como exigían tanto los editores como los lectores de novelas de a duro, un final feliz que, naturalmente, no revelaré aquí. Tan sólo os diré que Krottyn no tendrá que seguir siendo un mono gigante de Irmgod para el resto de su existencia. Así que, como es lógico, tampoco tendrá que aparearse con ninguna mona, aunque sea una beldad peluda como la tal Drya.

UN CEREBRO DE IDA Y VUELTA es, en resumen, otro de los espléndidos bolsilibros que Luis García Lecha publicó en Bruguera, una aventura imaginativa, trepidante y divertida a partes iguales. Si la encontráis, no dejéis de leerla. Os puedo asegurar que no os arrepentiréis.