LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

miércoles, 31 de marzo de 2010

DEMASIADO DURO PARA MORIR – PARTE 2 (experiencia personal con el pasado terremoto en Chile)

Bruno Sandoval, un joven artesano, fue inmortalizado con la bandera chilena rasgada y llena de barro, parado en medio de la destrucción total: árboles caídos y techos arrastrados por lo que fue el tsunami en Pelluhue en la Región del Maule. La imagen dio la vuelta al mundo, siendo destacada tanto en medios como The New York Times y El País de España. Ahora Bruno, es más conocido como “El hombre de la bandera”.




SÁBADO 27 DE FEBRERO (Continuación).


Y la cosa parecía no tener fin, cada vez más fuerte, cada vez más implacable.

Mi pieza se movía furiosamente de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Y en medio de la oscuridad, escuchaba como las cosas de mis estanterías seguían cayendo al suelo de manera masiva, produciendo unos ruidos infernales de destrozos.

Recuerdo que en medio del terremoto, tuve una reacción que obviamente no fue de las mejores y que consistió en cubrir el acuario de mi pieza utilizando mi cuerpo como escudo. De esa manera evitaba que alguno de los objetos que caían de las estanterías, pudiese quebrar el acuario y esparcir los 70 litros de agua por mi habitación, junto a los peces, ranas y tortugas.

Por suerte lo conseguí y al utilizar mi cuerpo como barrera de contención, recibí toda clase de objetos en mi espalda, pero a pesar de ello, apenas termine con algún rasguño. La suerte seguía de mi lado.

Escuchaba los alaridos de mis padres en ese instante, mientras buscaban un lugar seguro. También oía los gritos de mi hermano, quien les llamaba para que salieran al patio donde estarían seguros de un posible derrumbe. Y por supuesto, también se escuchaba un griterío histérico colectivo en toda mi vecindad, de personas que obviamente se habían levantado de sus mullidas camas producto del fuerte terremoto.

Después de eso, el movimiento cesó lentamente y me paseé mareado por mi pieza. Me alumbraba con la luz del celular, mientras buscaba fósforos y una vela. Eran las 3:37am y todo había acabado.

Cuando conseguí encender la vela, mis padres ya estaban con otra encendida y me preguntaban gritando si acaso me encontraba bien. Gracias a Dios, todos en casa nos encontrábamos bien físicamente y lo que perdimos fue muy poco, algunos objetos rotos que no tenían mucho valor.

Luego quisimos llamar a nuestros parientes para saber de ellos, pero todas las líneas telefónicas estaban muertas. Intentamos con nuestros celulares, pero ninguno funcionaba.

Sin luz no podíamos encender la TV para ver algún extra de noticias, y por medio de una radio a pilas, nos pusimos al tanto de la situación. Lo que habíamos presenciado era un enorme terremoto, similar al vivido en Valdivia en 1960 y cuya magnitud aún estaba por confirmarse.

Pronto al programa radial llamaba gente de todo Santiago, contando sus problemas. A muchas personas se les había derrumbado la casa, departamentos carísimos, que se habían entregado apenas cinco años atrás, se derrumbaron por completo.

Varios postes de luz cayeron, muchos tendidos eléctricos se rompieron dejando a medio Santiago sin luz, lo que produjo varios accidentes automovilísticos, debido a los cientos de semáforos apagados. En varios sectores se rompieron cañerías que inundaban diversas avenidas y calles. El caos era total.

Portadas de los diarios chilenos LA CUARTA y LA TERCERA, en sus ediciones del día 28 de febrero. Es comprensible que no pudieron publicar nada referente al terremoto el mismo día 27 puesto que las ediciones de dicho día, ya habían sido impresas a la hora de la catástrofe.


Luego nos enteramos gracias a la información de la radio que a las 3:44am, diez minutos después del terremoto, EE.UU. mandó a Chile un alerta de tsunami. La información fue DIRECTAMENTE a los militares chilenos en este caso, es decir, a la Armada de Chile. ¿POR QUÉ EE.UU. NO AVISO DIRECTAMENTE A LAS AUTORIDADES PUBLICAS O A LA PRESIDENTA? Más de alguno puede pensar en una posible conspiración, pero quedémonos con la versión de que al menos USA actuó de buena fe y realizó a tiempo, un aviso de alerta a la armada chilena.

A las 3:55am la Armada comunica a la ONEMI que existe la alerta de Tsunami. A las 4:07am un fax de la Armada informa que se dan las condiciones para un posible tsunami. Y a las 5:15am la propia presidenta Bachelet habla con el jefe del servicio Hidrográfico de la Armada, quien le informa: “El epicentro fue en tierra, por lo tanto no debería haber un tsunami”. Y debido a lo último, no se dio ningún tipo de alerta a la población. Irónicamente a esa misma hora, las primeras olas gigantes estaban azotando las costas de Chile.

Varias poblaciones costeras del centro y sur del país fueron impactadas tras el terremoto por un maremoto que destruyó miles de viviendas, infraestructura eléctrica y de vialidad, embarcaciones, automóviles y dejó un número indeterminado de muertos. Si se hubiera avisado a toda esa gente la alerta de tsunami en el momento indicado, habrían podido evacuar la costa y se habrían salvado cientos de vidas.

Pronto en casi todo Santiago fueron cortados los suministros básicos. En algunos sectores fue el agua potable, en otros la luz y en otros el gas. Ciertos sectores inclusive, sufrieron el corte de los tres suministros.

Debido a los cortes de energía, se suspende el Metro de Santiago, obligando a los usuarios a usar microbuses, los cuales se quedan totalmente copados de pasajeros, al ser evidentemente insuficientes para toda la gente que viaja sus trabajos.

Alrededor de las 10:00am nos enteramos que el terremoto había sido 8.8 grados Richter y que el epicentro se había producido en las regiones del Maule y Bíobío, un estado de emergencia fue declarado en dichas regiones.

Después nos enteramos que la catástrofe en Santiago, no era ni la mitad de lo que había sucedido en el sur de Chile, los hechos son dignos del Apocalipsis de San Juan. El terremoto destruyó poblaciones enteras, cientos de empresas que daban trabajo a miles de personas, se convirtieron en ruinas. Casi el 80% de la población no tenía luz ni agua.

Una cárcel quedó destruida en Chillan y casi mil presos escaparon de la misma y se distribuyeron por la ciudad, asaltando hogares para saquearlos. Las fuerzas de la ley se hicieron insuficientes en esa ciudad.

En distintas partes del país se producen tsunamis con olas enormes, que permiten al mar arrasar hasta tres kilómetros de ciudades. Barcos en medio de plazas, casas habitadas que son arrastradas por el mar, niños clamando ayuda sobre tejados antes de ser tragados por la furia del mar. Fotografías en el periódico que cortan la respiración. Cada vez más carreteras y puentes cortados, cada vez más muertos, cada vez más desgracias.

Pronto se producen las replicas del terremoto, que fluctúan entre los 5 y 6 grados Richter que causan más y más daños en el sur. La noticia recorre el mundo y varios países ofrecen su ayuda, sin embargo y para desgracia de millones, en una actitud arrogante e incomprensible, la presidenta Bachelet dice: “No muchas gracias, el asunto no es tan grave y antes de recibir ayuda, se realizará un estudio de las zonas afectadas”.

Me pregunto: ¿Qué entenderá la señora Bachelet por grave? Es obvio que como pronto ella terminará su mandato, quiere restarle importancia al asunto y no admitir que debió solicitar apoyo mundial en su gobierno.

ARRIBA: Los daños del terremoto, con todo lujo de detalles, aparecidos en el periódico LA TERCERA el 28 de febrero.

ABAJO: Un muy buen artículo escrito por Sebastián Foncea para LA CUARTA, también el 28 de febrero, cuyo título nos hace reflexionar y darnos cuenta que efectivamente no somos nada.

Si desean ver cualquiera de las dos páginas en grande, sólo pinchen en la imagen deseada.


DOMINGO 28 DE FEBRERO.

Otro día entero con replicas, otro día con los celulares sin funcionar (al menos funcionan los teléfonos de red fija) y otro día sin luz. Al menos en nuestro hogar tenemos agua.

Lamentablemente, comienza otra pesadilla.

Varios dueños de supermercados que habían sido destruidos por el terremoto, en un acto de buena voluntad, realizan un aviso a los pobladores que regalarán 5 kilos de harina por familia, junto a una ración de manteca para que puedan hacer pan, más un bidón con agua potable.

La buena voluntad de dichas personas, fue aprovechada para realizar saqueos por parte de la población. Supermercados que eran custodiados por una docena de carabineros, fueron atacados por un millar de personas que robaban la harina por sacos. Pero también se llevaban cocinas, equipos musicales y todo tipo de artefactos que resultaban inútiles debido a la falta de luz. Una serie de asquerosos y viles saqueos se producen en las zonas afectadas.

Los supermercados fueron prácticamente dejados sin nada. Las personas no parecían seres humanos, sino animales hambrientos robando comida. Mucha gente sin tener necesidad de hacerlo, robaban ropa con marcas de prestigio, costosos refrigeradores y hasta lujosos televisores plasma. Lo peor de nosotros fue visto por todo el mundo.

Se envían las fuerzas armadas a las zonas afectadas para ayudar a la policía en sofocar los brotes de saqueos. Se declaran toques de queda en las regiones del Maule y Bíobío, con el fin de ayudar en el control de la situación.

Pero los saqueos no solamente afectan el sur de nuestro país, sino también los hay en Santiago. En el siguiente video pueden comprobarlo por ustedes mismos:
video


En el video que les presento a continuación, podemos ver un trozo del noticiario MEGA NOTICIAS, donde muestran como los ojos del mundo están fijos en Chile:
video

LUNES 1 DE MARZO.


La pesadilla sigue. Miles de hogares continúan sin luz y agua, miles de comercios cerrados para evitar los saqueos. El número de personas muertas supera ya los 700.

Hay nuevas replicas que sacuden el sur de Chile, nuevas catástrofes, más y más saqueos. La gente no roba para solamente comer, sino para lucrar con las cosas. Todo es un caos total.

El gobierno pide disculpas y solicita formalmente la ayuda internacional para los esfuerzos de socorro tras el terremoto. Más de 10.000 tropas chilenas han sido desplegadas en la zona afectada. Chile ha solicitado a Canadá que le proporcione un hospital de campo quirúrgico, generadores y equipos de telecomunicaciones. También solicita a Suiza proporcionar suministros de primeros auxilios, los expertos en ingeniería civil, y los equipos de rescate.

De inmediato la Unión Europea anuncia cuatro millones de dólares en ayudas para Chile. China anuncia un millón de dólares en ayuda. Argentina y Brasil anuncian que desplegaran un hospital de campaña, con equipo médico y móvil. Y varios otros países ofrecen su valiosa ayuda.

Mario Kreutzberger alias Don Francisco, organiza en tiempo record una teletón solidaria, al igual como una que se hizo para el terremoto de 1985 y que se llamará de la misma manera que la de ese entonces, es decir: “CHILE AYUDA A CHILE”.

La idea es reunir dinero y también alimentos no perecibles para las personas necesitadas. El dinero será destinado para construirles una casa básica a todas las familias que quedaron con sus hogares destruidos.

Todo Chile se tomará de la mano y unirá fuerzas para sobrepasar el duro momento. El evento empezará el viernes 5 de marzo a las 22:00 horas y finalizará el sábado 6 a las 24:00 horas. El evento se transmitirá por todos los canales de televisión del país.

Dos importantes bancos chilenos se unen y crean una cuenta única para depositar las donaciones. Dicha cuenta tiene como número la fecha del terremoto, es decir, 2702.

Poco antes de que finalice el día, se reanuda el servicio eléctrico en la población donde vivo y lo primero que hacemos en casa, es encender el televisor para ver las noticias. Los resultados son nefastos, luego de ver tanta destrucción, muerte y vandalismo, todos en casa terminamos con dolor de cabeza y un poco de depresión. Ver nuestro país en un estado deplorable nos afecta profundamente, a tal punto que mi padre comenta: “Ojala nunca hubiera vuelto la luz, para no ver esas imágenes en la televisión”.

De hecho, mucha gente se pregunta, si acaso tanto sufrimiento significa el fin del mundo.
Portadas de las ediciones del diario la cuarta para los días 1 y 2 de marzo respectivamente.


MARTES 2 DE MARZO.

El gobierno admite que las fuerzas tanto policiales como armadas que hay en las zonas de mayor catástrofe han sido insuficientes para detener todos los saqueos que se han estado produciendo y envía un nuevo contingente de siete mil efectivos militares con armamento de guerra, tanquetas y carros Mowag. También se siguen realizando toques de queda en las ciudades más afectadas.

Gracias a esto, de inmediato disminuyen los saqueos y disturbios. Hay cientos de detenidos por hurto y desordenes y lentamente se comienzan a regularizar los servicios de luz, agua y gas.

En las noticias avisan que 79 sobrevivientes y 7 cuerpos fueron recuperados de un edificio de 8 pisos que se derrumbó en Concepción. Agradezco a Dios que Leofumopio, mi compañero de Bolsi & Pulp quien vive ahí junto a su familia, no sufrió daños mayores.

Cada vez me digo que he tenido mucha suerte, porque si me hubiera quedado un par de días más en el sur, habría vivido toda esa pesadilla en carne propia y como las carreteras se cortaron y la venta de pasajes se suspendió, tendríamos que habernos quedado al menos unos cinco días en la cabaña junto a mi primo, siempre y cuando la misma hubiera resistido el terremoto. Por otro lado, las provisiones habrían sido insuficientes para tantos días. Gracias a Dios, volvimos el jueves 26 de febrero, dos días antes de la catástrofe.

Pronto nos damos cuenta, que Chile ha sido noticia mundial y que en todos los países hablan de nosotros. Acá les entrego un video que es una muestra de ello:
video

También les quiero entregar otro video sobre Bruno Sandoval, “El hombre de la bandera”. Si no lo conoces, conócelo ahora:
video

Lamentablemente producto de los saqueos que se han realizado en el sur, muchas pandillas de Santiago se organizan para atacar poblaciones enteras durante las noches.

Inclusive donde vivo, también una veintena de vándalos intentaron robar en algunas casas. Pero todos los vecinos salimos a la calle con palos y fierros, lo que produjo la retirada inmediata de los individuos.

Varios locales comerciales del centro de Santiago también han sido saqueados durante el día, por bandas organizadas. Sin embargo por radio y televisión el gobierno desmiente una y otra vez dichos hechos en la capital, alegando que todo es falso y que se trata de una sicosis colectiva que tiene la gente.

¡La hipocresía de esos políticos, me producen verdaderas nauseas!


CONTINUARÁ…

3 comentarios:

Deka Black dijo...

Y aqui mientras tanto dscutriendo sobre corrupcion urbanistica, ya ves :( Desde luego, como decimos acá, ole tus huevazos (y esto es un elogio). Lo que no se es porque no se sigue hablando de las consecuancias aqui, la verdad. pero tu mismo lo has epxresado: politicos.

PRINCESAWAPA dijo...

Lo dije hace mucho tiempo atras y lo vuelvo a decir ahora y en mayuscula: LO QUE HACE ODISEO EN SU MARAVILLOSO BLOG, CREA LA IMPRESION DE QUE EL RESTO DE SUS COLEGAS BLOGUEROS HEMOS PERMANECIDO ESTATICOS DURANTE LOS ULTIMOS CINCO AÑOS.

¡Y otra vez estoy celosa de él! ¿Como no se me ocurrio hacer algo sobre el terremoto en mi blog?

Bueno...son celos sanos jijiji.

¡Muchos bsitos a odiseo y a todos los chicos de Bolsi & Pulp!

ODISEO dijo...

Deka Black: Gracias por tu apoyo. Lamentablemente la política siempre será uno de los mayores enemigos de la gente.

PRINCESAWAPA: Gracias por tus bellas palabras. Pero no creo que el resto hayan permanecido estáticos tantos años, como mucho algunos días después del terremoto jajaja. ¿Celosa tú de mí? Pues yo estoy celoso de tu blog, que tiene casi cinco mil visitas más que Bolsi & Pulp. Así es la vida.

A los dos, muchas gracias por comentar.

Atentamente: Odiseo, legendario Guerrero Arcano.