LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

domingo, 16 de febrero de 2014

KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO

 
 
 
 
GB/1974
TÍTULO ORIGINAL: THE LEGEND OF SEVEN GOLDEN VAMPIRES.
DIRECCIÓN: Roy Ward Baker y Chang Che (sin acreditar).
PRODUCCIÓN: Don Houghton y Vee King Shaw para Hammer Films/Shaw Bros.
GUIÓN: Don Houghton.
FOTOGRAFÍA: John Wilcox y Roy Ford en Eastmancolor.
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Johnson Tsao.
MÚSICA: James Bernard.
DURACIÓN APROXIMADA: 89 minutos.

 
REPARTO: Peter Cushing (Dr. Van Helsing); David Chiang (Hsi Tien-an/Hsi Ching); Julie Ege (Vanessa Buren); Robin Stewart (Leyland Van Helsing); Shi Szu (Hsi Mei-Chiao); John Forbes Robertson (Conde Drácula); Robert Anna (Cónsul británico); James Ma (Hsi Ta); Liu Chia-yung (Hsi Kwei); Tien-Loong (Hsi San).
 
SINOPSIS
 
Hasta Transilvania llega un monje chino, guardián del culto de “Los siete vampiros de oro”, para invocar al conde Drácula y solicitar su ayuda. El señor de las tinieblas acepta, y tras adoptar apariencia oriental, se traslada a China para ponerse al frente de la horda vampírica.
 
Muchos años después, el doctor Van Helsing, la máxima autoridad mundial en vampirismo, da una conferencia sobre el tema en una universidad china, ante el escepticismo y las indisimuladas burlas de los alumnos de la misma. Sin embargo, uno de los jóvenes asistentes a la charla, Hsi Ching, sabe que Van Helsing está en lo cierto, que los vampiros existen, porque su aldea natal, llamada Ping Kwei, es asolada cada cierto tiempo por la secta satánica de “Los siete vampiros de oro” y su ejército de “no-muertos”. Deseoso de salvar a su aldea de la maldición que sobre ella pesa, Hsi Ching logra que Van Helsing acceda a ayudarle a organizar una expedición para acabar con los vampiros. Una joven y bella viuda rica ansiosa de vivir aventuras, Vanessa Buren, se ofrece a financiar el proyecto a cambio de ir con ellos.
 
 
 
 
KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO fue la última de las grandes películas de terror de la Hammer Films y una de sus cintas más originales. Pocas veces ha logrado el cine una hibridación de géneros tan perfecta como en este aclamado film del maestro Roy Ward Baker. El proyecto tenía todas las papeletas para devenir en un fiasco denostado por público y crítica, pues combinar artes marciales y terror vampírico parecía, a priori, una idea demencial. Pero lo cierto fue que la cinta no sólo se convirtió en una de las más exitosas de su tiempo, sino también en una de las producciones Hammer mejor valoradas por los fans del legendario Estudio británico.
 
El film que nos ocupa surgió como efecto colateral  del tremendo éxito obtenido un año antes por OPERACIÓN DRAGÓN (ENTER THE DRAGÓN, Robert Clouse, 1973), la mejor película que protagonizó el malogrado Bruce Lee. Pero en honor a la verdad, hay que decir que, al menos en una ocasión, la Hammer había acariciado la idea de ambientar las aventuras del conde Drácula en el misterioso Oriente, en un intento por revitalizar una saga que a finales de los sesenta ya mostraba síntomas de agotamiento. De hecho, en los archivos de la productora acumulaba polvo el guión de un proyecto nunca realizado,  KALI, LA NOVÍA DIABÓLICA DE DRÁCULA (KALI, DEVIL-BRIDE OF DRACULA), que fue recuperado para emplearlo como parte de la base argumental de la cinta que nos ocupa. Así pues, la Hammer firmó un acuerdo con Run Run y Vee King Shaw, propietarios de Shaw Brothers, principal productora de películas de artes marciales de Hong Kong, para rodar un film que combinara eficazmente el cine de terror vampírico con el de Kung Fu.
 
Este curioso experimento cinematográfico, muy arriesgado desde cualquier punto de vista, dio como resultado no sólo una cinta de gran éxito comercial, sino también uno de los films más interesantes de la carrera profesional de Roy Ward Baker, a mi juicio el director más importante de la Hammer tras Terence Fisher y Val Guest.  Baker consiguió sacarle un gran partido al endeble guión de Houghton, logrando construir un film más que correcto, que devendría en la última obra fantástica de calidad producida por la Hammer. En este sentido, cabe señalar que el mayor mérito del director residió en su habilidad para recuperar, al menos en parte, la característica e inconfundible atmósfera gótica que cimentó la grandeza de los legendarios Estudios británicos. Fue por tanto, como ya he comentado, la última buena cinta de terror de Hammer Films, ya que la película que cerraría de forma oficial la producción fantástica del Estudio sería la prescindible LA  MONJA POSEÍDA (TO THE DEVIL… A DAUGHTER, Peter Sykes, 1976).
 
Lo que más llama la atención en KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO es su perfecta armonía genérica. Nada chirría en el conjunto. La mezcla terror gótico/artes marciales funciona a las mil maravillas, como si hubiese sido elaborada por una suerte de alquimista del arte cinematográfico. Tal grado de fluidez y coherencia estética y narrativa en un film casi experimental como éste se debe, quizá, a las aportaciones de Chang Che (1933-2002), el realizador más prolífico del cine de artes marciales orientales, quien al parecer codirigió la cinta, aunque sin acreditar y ocupándose de las escenas de acción.
 
KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO tenía todos los ingredientes necesarios para triunfar en taquilla, y triunfó. Por desgracia, esta magnífica y modélica cinta de género significó el canto del cisne de la otrora potente Hammer Films,  y el final de una época gloriosa del cine fantástico de sello europeo.
 
                                                                                                                           Antonio Quintana Carrandi
Febrero 2014
 
 
 

No hay comentarios.: