LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

miércoles, 17 de julio de 2013

DICCIONARIO TEMÁTICO DE UFOLOGÍA

 
 
 
 
 
He aquí una de las obras más curiosas de mi biblioteca personal, un libro que adquirí en uno de aquellos puestos de libros veraniegos que recalaban en Llanes no hace mucho. Lo cierto es que esta obra no llamó demasiado mi atención, pero como se ofertaba en un lote que incluía un par de novelas de Asimov que no había leído, y alguna otra fruslería literaria más, me lo llevé. Tardé mucho en leerlo entero, ya que, por lo general, sólo le echaba un vistazo de vez en cuando, hojeando algún pasaje suelto.
 
El único interés de este libro reside en el hecho de ser una discreta obra de consulta, que nos acerca un poco más a esa especie de sub-mundo en el que se mueven los que creen en los OVNIS y que los alienígenas llevan siglos visitándonos. Esta obra, como su título indica, está estructurada como un diccionario, en el que podemos encontrar prácticamente de todo lo relacionado con el tema. Desde la definición del término ufología, hasta biografías de supuestos expertos en el asunto, pasando por descripciones de los casos más famosos y de los seres que supuestamente nos han visitado. El libro es pródigo en referencias curiosas, como por ejemplo la mención a Oscar Rey Brea, un excombatiente de la División Azul, pionero de la ufología en España. Según este libro, el tal señor Rey Brea, auxiliar de meteorología, mostraba gran interés por la astronomía y la aviación. Parece ser que este caballero avistó algo raro en el cielo en Puskin (URSS) en 1943, y seguramente dedujo que se trataba de una nave espacial, aunque lo más probable es que fuera algún nuevo tipo de avión ruso o alemán. Posteriormente, ya de regreso a España, publicó artículos sobre el tema en periódicos y revistas. Debió ser uno de los primeros magufos españoles, ya que, aunque denunció la proliferación de falsas fotografías de naves extraterrestres, en 1954, en las páginas del diario El Ideal Gallego, defendió el origen marciano de los platillos volantes.
 
La nominada Fundación Anomalía se define a sí misma como una entidad sin ánimo de lucro dedicada al estudio serio del fenómeno OVNI. ¿Por qué será que no me lo creo? Lo más curioso de este libro es que haya sido editado con la colaboración de la Consejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Cantabria y Caja Cantabria. Uno no puede evitar preguntarse si esas entidades, supuestamente serias, no tenían otra cosa mejor en la que gastar sus fondos. Colaborar en la publicación de un panfleto magufo como el que nos ocupa no me parece actividad recomendable para un Gobierno Autonómico ni para una entidad bancaria.
 
Con todo, el DTU de marras puede resultar una lectura bastante entretenida, aunque sólo sea para comprobar hasta dónde puede llegar la ignorancia humana, combinada con la credulidad y la superstición. El DTU es, en definitiva, una especie de manual del perfecto magufo, una obra que haría las delicias de Iker Jiménez, pero muy decepcionante para una persona con conocimientos científicos serios, aunque sean, como en mi caso, adquiridos de manera autodidacta.
 
Lo dicho. Porque venía en un lote, si no, a buena hora voy a pagar un céntimo por este mamotreto magufo.

No hay comentarios.: