LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

jueves, 23 de septiembre de 2010

LGL: SERIE DE BUDD BAXTER

POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI

A finales de los años sesenta y principios de los setenta se produjo la eclosión del nuevo subgénero cinematográfico de las Artes Marciales. Las salas comerciales europeas y americanas se vieron de pronto saturadas por unas películas de aventuras rodadas en Hong Kong, cintas de acción pura y dura, malísimas, que sin embargo alcanzaron una gran popularidad. El secreto del éxito de semejantes bodrios en celuloide residió en su total falta de pretensiones. Se trataba de un cine de consumo, de ver y olvidar, con el que no se pretendía otra cosa que entretener al personal. La mayoría de esas películas ni siquiera tenían un argumento propiamente dicho, y la verdad es que no lo necesitaban. Bastaba con una pequeña historia, lo más simple y esquemática posible, para justificar tropecientos combates de Kung Fu o Kárate. Por otra parte, y salvo raras excepciones, estas películas estaban planteadas como comedias de acción trepidante, en las que abundaban el humor de sal gruesa, al estilo oriental, y las situaciones hilarantes.

A mediados de los setenta, en pleno apogeo de esta clase de películas, la barcelonesa Editorial Bruguera decidió apuntarse al filón de las Artes Marciales Orientales creando una colección de bolsilibros dedicada a ellas. Bruguera tenía ya en nómina a uno de los más grandes novelistas españoles de la historia, Lou Carrigan—Antonio Vera Ramírez—, maestro indiscutible de los géneros policial y de espionaje, y pretendía que este autor se ocupase en solitario de la nueva colección. Era una excelente elección, ya que Vera Ramírez, aparte de su gran talento como narrador, era un consumado judoka. Pero Carrigan, que colaboraba ya en la mayoría de las colecciones de Bruguera, tenía demasiado trabajo y no podía hacerse cargo él solo de la nueva colección, razón por la cual la editorial se vio obligada a abrir ésta a otros autores. Y entre esos escritores destacó, muy por encima de la media, el riojano Luís García Lecha (LGL) bajo su seudónimo más popular, el de Clark Carrados.
Para ¡KIAI! HÉROES DE LAS ARTES MARCIALES, Carrados decidió crear un personaje fijo, George Washington Baxter, conocido simplemente como Budd Baxter. Licenciado en Derecho, Baxter es fundador y propietario de una curiosísima empresa, la Digest Press, dedicada a la recopilación de todo lo que la prensa impresa publique sobre las personalidades más relevantes del mundo de la política, la cultura, el espectáculo, las finanzas, etcétera. Abonándose a dicha agencia mediante una cuota mensual, dichas personas pueden estar informadas de todo lo que sobre ellas aparezca en la prensa nacional, ya que periódicamente reciben en sus domicilios un paquete con los recortes de periódicos y revistas en los que se les menciona. Por otra parte, la agencia de Budd funciona también como un eficaz servicio de información, ya que todos lo recortes de prensa son microfilmados y archivados por el pequeño ejército de muchachitas que trabajan en ella.

Gracias a su agencia de recortes de prensa, que ha crecido muchísimo en los últimos años, Budd se ha convertido en un hombre rico y desocupado, que no tiene que preocuparse por el día a día. Pero Baxter no es hombre al que guste llevar una vida indolente, así que se dedica a ejercer de detective aficionado, acudiendo en ayuda de todo aquel que lo necesite, siempre desinteresadamente, y guiado tan sólo por su afán de justicia. Experto en varias artes marciales, este budoka neoyorkino se verá envuelto en aventuras tan peligrosas como fabulosas, en las que deberá enfrentarse a los criminales más despiadados. Veterano de Vietnam, Baxter, que ha visto demasiadas muertes, procura emplear siempre la mínima violencia posible, y casi siempre recurre a sus habilidades en defensa propia. No obstante, llegado el caso, no duda en matar a su contrincante si su vida o la de un inocente están en juego.

Las novelas de Budd Baxter, historias policiacas al uso, son independientes unas de otras. Los únicos personajes fijos de la serie son Denis Gray y Tim Koye. El primero es el director de la Digest Press, un ejecutivo eficiente y tacaño que no duda en pasarle factura a Budd cada vez que éste solicita los servicios de su propia agencia; el segundo es el servicial—que no servil—mayordomo oriental de nuestro protagonista, un verdadero experto en artes marciales con el que Budd se entrena a menudo. En cuanto a los representantes de la ley, cambian de una aventura a otra, si bien en un par de novelas, de las 11 que figuran en mi biblioteca, el detective de la policía con el que trata el protagonista es el mismo, por lo que no puede descartarse que aparezca también en otras aventuras.

La colección ¡KIAI! apareció poco después del fin de la dictadura franquista. Con los nuevos aires de libertad, los autores de bolsilibros pudieron incluir en sus obras escenas de alto contenido erótico, lo que a la larga provocaría que la editorial se viera obligada a advertir en las cubiertas que esas obras sólo eran aptas para adultos. Es de justicia reconocer que algunos escritores se pasaron de la raya, abusando de los pasajes subidos de tono incluso en sus novelas del Oeste. Carrados, por su parte, supo adaptarse a la nueva situación, dotando a sus narraciones de un cierto erotismo light caracterizado por su buen gusto. La serie de Budd Baxter está plagada de escenas de esta clase, sabia y elegantemente descritas por el autor sin recurrir nunca a la obscenidad pura y dura que abrazaron dos o tres de sus colegas.
Según los datos que poseo, ¡KIAI! se mantuvo en los quioscos durante dos años aproximadamente, entre 1976 y 1978. Carrados fue, posiblemente, uno de sus autores más prolíficos, aunque no me ha sido posible averiguar cuántas novelas publicó en total en dicha colección. Los datos más fiables sobre el asunto son los publicados en el libro LUÍS GARCÍA LECHA, DEL ESPACIO SIDERAL AL LEJANO OESTE, obra que el Instituto de Estudios Riojanos dedicó en 2008 al novelista de Haro. En la bibliografía que incluye este libro se reseñan 19 títulos en la colección ¡KIAI!, aunque es posible que fuesen algunos más. El listado que sigue ha sido extraído de la citada publicación del IER. Los títulos en cursiva corresponden a las novelas que poseo de esta serie.

¡KIAI! HÉROES DE LAS ARTES MARCIALES.
BRUGUERA, 1976-1978.

SERIE DE BUDD BAXTER—CLARK CARRADOS.

Nº TÍTULO
3 LADY SERPIENTE
6 EL CABALLERO Y EL DRAGÓN
12 EL GOLPE DE LOS 200 MILLONES
18 HOMBRES SIN ALMA
22 UN CASTILLO EN ESCOCIA
27 EL CIEGO ORGULLO DE LA RAZA
31 MISS FANTASMA
35 LA ESTRELLA DE LORNA MILL
40 FUNERAL POR UN CANALLA
44 LA BELLA Y LA MUERTE
48 EL RECLAMO
52 INFIERNO PARA UNA DAMA
56 LA CARETA
63 ORQUÍDEA ESCARLATA
66 SONATA DE AMOR Y DE MUERTE
69 LA SOCIEDAD DE LA MUERTE
72 LA BANDA DEL TRÉBOL ROJO
75 EL DOGAL AL CUELLO
79 MR. KYLE NO CONTESTA

Poco más se puede decir sobre esta magnífica obra de Carrados, salvo añadir que el personaje de Budd Baxter fue, junto al del androide Kabé, uno de los mayores logros del novelista riojano y una de las series más interesantes de la literatura española de aventuras, un auténtico tesoro para todo amante de los bolsilibros, conocidos en España como novelas de a duro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimados:
En el blog colega: BolsilibrosBruguera.wordpress.com hay una página con el listado completo de las obras publicadas en esta colección y la participación por autor.
Un saludo

Leox dijo...

Gran y profesional trabajo el de bolsilibrosbruguera blog.
Yo he leído unos bolsilibros Kai de Carrigan y Carrados y me gusta el estilo de peliculas de los setenta de las lineas.
Buen articulo Antonino

Deka Black dijo...

El Enemigo Invisible y La Escuela del Maestro Shogi, de lo mejorcito que hay en esta coleccion.

Deka Black dijo...

El Enemigo Invisible y La Escuela del Maestro Shogi, de lo mejorcito que hay en esta coleccion.