LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

jueves, 17 de julio de 2014

ISLOTE EN EL COSMOS


POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI



Un episodio de la serie de los 90 Más allá del límite, cuyo título no recuerdo en este momento, trataba sobre los habitantes de una pequeña porción de la Tierra que, tras ser arrancada de nuestro planeta, era llevada a otro mundo. El argumento puede parecer original, pero lo cierto es que Luís García Lecha, firmando como Glenn Parrish el número 300 de LCDE, ya imaginó algo similar en fecha tan lejana como 1976.
 
En Islote en el cosmos una pequeña ciudad residencial, Freeville, es transformada en un sorprendente islote cósmico tras ser separada de nuestro planeta por seres alienígenas, que al parecer tienen la intención de llevar éste a su mundo de origen, presumiblemente como complemento de una especie de zoo espacial. El trozo desgajado de nuestro mundo, que comprende la ciudad y sus alrededores en una extensión de setecientos cincuenta kilómetros cuadrados de superficie, emprende un vertiginoso viaje por los abismos siderales, aunque, aparentemente, todo sigue igual. Además de las especies habituales de la zona, los alienígenas han concentrado en la isla espacial numerosos ejemplares de la fauna terrícola, lo que provoca no pocos quebraderos de cabeza a los perplejos habitantes de Freeville, que no acaban de creerse lo que les ocurre. El primero en percatarse de la asombrosa realidad es Ray Ockers, el borrachín del pueblo, que en realidad es un científico que ha caído bajo la influencia del alcohol como consecuencia de un fracaso profesional. Con la ayuda de Cleo Langfries y Nancy Guild, dos hermosas mujeres que se detestan mutuamente, Ockers intentará encontrar la sala de control que sin duda controla el islote, para, después de dominar a los extraterrestres, invertir el proceso y tratar de volver a la Tierra.
 
Aunque, dada su condición de bolsilibro, todo parece quedar un tanto en el aire, pues en ningún momento se explica cómo se supone que van a reintegrar esa suerte de isla cósmica a la Tierra, lo cierto es que se trata de una de las mejores novelas de Lecha en su etapa de Bruguera. Muy sencilla y algo ingenua, está más lograda que otras obras más aparatosas del autor. Parrish logra mantener el suspense durante casi toda la novela, que resulta entretenida y misteriosa a partes iguales. En definitiva, lectura divertida e intrascendente con la que pasar un buen rato. No se puede pedir más.
 
Antonio Quintana
Julio de 2014

No hay comentarios.: