LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

viernes, 18 de abril de 2014

GLOSARIO DE CIENCIA FICCIÓN: ÁGUILA

 
 
POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI



ÁGUILA: Nombre dado al modelo de nave espacial empleado por los protagonistas de la serie televisiva de mediados de los 70 Espacio 1999. Éstas naves recibieron este nombre como homenaje al módulo Águila que transportó a la superficie lunar a los astronautas del Apolo XI Neil Amrstrong y Edwind Aldrin.
 
Estas naves de la Base Lunar Alpha surgieron de la fecundísima imaginación de Brian Johnson. Este reputado maestro de los efectos especiales logró crear un diseño tan innovador que, con el paso del tiempo, las míticas Águilas se han convertido en todo un icono de la ciencia-ficción.
 
Un Águila tiene una longitud de 25 metros, puede despegar y aterrizar verticalmente y está dotada de gravedad artificial. Lo más llamativo de este tipo de naves es su diseño modulable. Una nave Águila consta de un módulo de mando y una estructura en la que van integrados los motores propulsores. Pero el cuerpo principal de la nave, situado entre el módulo de mando y el emplazamiento a popa de los motores, puede ser desacoplado fácilmente para ensamblar en su lugar un módulo distinto. Si se requiere asistencia sanitaria para un equipo de misión destinado en algún planeta, se le ensambla a la nave un módulo equipado como un hospital en miniatura, pero preparado para atender casi cualquier contingencia de índole sanitario. A esta configuración se la denomina Águila Médica. Pero existen muchas otras configuraciones posibles. Un Águila Exploradora lleva un módulo repleto de sensores e instrumentos científicos de gran precisión. El Águila de Transporte es como un avión comercial, con varias filas de asientos para el transporte de pasajeros. El Águila de Carga vendría a ser como un camión actual, que recoge un remolque (módulo-contenedor en este caso) y lo lleva donde sea necesario.
 
Todas las Águilas van armadas con un potente cañón láser en la proa y otro, orientable, situado en la parte superior de la estructura principal. Este último cañón permanece oculto mientras no se necesita. Pero existe también el Águila de Combate, provista de un módulo principal en el que pueden montarse baterías láser suplementarias y lanzadores de misiles termonucleares.
 
El característico módulo de pilotaje de las Águilas también puede soltarse y ensamblarse a otras naves. En el episodio EL DOMINIO DEL DRAGÓN, de la primera temporada, podemos apreciar el originalísimo diseño modular de estas hermosas naves. En el mismo episodio, el profesor Victor Bergman (Barry Morse) comenta que todos los vehículos espaciales construidos en la Tierra han sido diseñados para ser compatibles entre si.
 
Las Águilas disponen de un brazo robot, que se controla desde la cabina del piloto, con el que se pueden realizar múltiples tareas en el espacio. Disponen también de un corredor o pasillo telescópico, que puede desplegarse para ser acoplado a la puerta de otra Águila, permitiendo así el transbordo de personal de una nave a otra en pleno espacio.
 
El Águila de Espacio 1999 es, después de la Enterprise de Star Trek, la nave espacial más famosa de la ciencia-ficción catódica. Como ejemplo, basta el siguiente dato: George Lucas, creador de Star Wars, rechazó el primer diseño que le presentaron del Halcón Milenario porque era, básicamente, una reestructuración del Águila de Brian Johnson.
 
Se confeccionaron varias maquetas de estas míticas naves. Las mayores medían un metro de largo, y las más pequeñas, apenas unos centímetros. No se construyó ninguna maqueta a tamaño real. A la vista de los excelentes resultados en pantalla, tampoco hacía falta.
 
La pasión por estas legendarias naves entre los aficionados a la ciencia-ficción es notable, a juzgar por el número de páginas dedicadas a ellas que aparecen en la red.

No hay comentarios.: