LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

viernes, 31 de enero de 2014

ESPACIO 1999: ARMAS LIGERAS

 


En su momento, Espacio 1999 fue la primera serie de ciencia-ficción de acción real que contó con un presupuesto generoso, lo que permitió a los productores dotarla de un espléndido diseño de producción en el que los trucajes, las maquetas, los decorados, el vestuario y el material de atrezzo fueron de una calidad nunca vista hasta entonces. Su fabulosa puesta en escena impactaba visualmente al espectador incluso en el glorioso blanco y negro de aquellos televisores de mediados de los setenta. Anteriormente he dedicado sendos artículos a las míticas naves Águila y al comunicador. Hoy le toca el turno a las armas portátiles.
 
Comenzaremos por el arma personal por excelencia de la serie, la pistola láser. Cuando uno emplea el vocablo pistola, todos imaginamos un artefacto de configuración clásica, es decir, un chisme similar en su concepción y aspecto a las armas cortas actuales. Todas las pistolas lanzarrayos que han aparecido en la ciencia-ficción televisiva y cinematográfica desde los inicios del género respondían a esta descripción. Pero los responsables de crear los complementos y equipos de los alfanos decidieron romper con este molde, diseñando un arma corta realmente original. Como recordarán los fans de la serie, y como puede apreciarse en las imágenes que ilustran este trabajo, el laser gun de Space 1999 era un arma elegante e ingeniosa. A pesar de lo chocante de su configuración, se caracterizaba por un diseño ergonómico que permitía un fácil empuñe y uso. Compacta como pocas, la pistola láser de Koenig y compañía se llevaba en una sencilla funda que se acoplaba fácilmente al cinturón del uniforme, pero también podía portarse cómodamente en los bolsillos. El disparador era una tecla situada en la parte anterior y superior del arma, y se pulsaba con el dedo pulgar. Además de incorporar un seguro, como cualquier arma que se precie, poseía un selector de tiro, situado en la parte superior del armazón, justo delante del disparador. Este selector tenía dos posiciones: Stun (aturdir) y Kill (matar) Si se ajustaba en la primera de ellas, el arma emitía un rayo de brillante color amarillo, de baja potencia energética, que paralizaba instantáneamente a la persona contra la que se disparaba, provocándole un estado de inconsciencia que podía durar hasta una hora. En la posición Kill, el rayo emitido era de intenso color azul y gran poder calorífico y destructor.


Los únicos miembros de Alpha que iban siempre armados eran, obviamente, los agentes de Seguridad, pero en el arsenal de la base se guardaban pistolas láser suficientes para armar a todos los alfanos en caso necesario. Por otra parte, cada Águila llevaba una dotación fija de cinco pistolas y un rifle, debidamente expuestas en un elegante y funcional armero situado junto a una de las puertas de la nave.
 
En cuanto a las armas largas, las había de dos tipos: rifles y lanzagranadas. En la serie aparecieron dos modelos básicos de fusiles. El que aparece en las imágenes adjuntas era el más potente y pesado de ellos, dotado de gran alcance y de una sofisticada mira electrónica. La potencia de fuego de esta arma debía ser considerable, teniendo en cuenta que en el episodio EL CHICO DE ALPHA, Koenig planea deshacerse de las naves alienígenas que flotan sobre la base abatiéndolas con estos rifles. El otro modelo de fusil era mucho más ligero y fácil de portar, siendo utilizado ampliamente por los miembros de Seguridad y formando parte también de la dotación de armas ligeras de algunas Águilas. Estos últimos rifles pueden verse en numerosos episodios, como por ejemplo en METAMORFOSIS y EL CEREBRO ELECTRÓNICO, ambos de la segunda temporada.

 
Y sólo nos resta hablar de los curiosos lanzagranadas, que aparecieron por vez primera en el episodio La nube Beta. Se trata, como su nombre indica, de fusiles diseñados para el disparo de proyectiles explosivos. En el mencionado episodio son empleados, con nulos efectos, contra una monstruosa criatura que ha sido enviada a Alpha para apoderarse del sistema de Mantenimiento de la base. Pueden disparar, presumiblemente, cualquier tipo de granada, pero la más común parece ser la de carga térmica, que es la que emplean contra la citada criatura. De las armas referidas, esta es la que en menos ocasiones utilizaron los alfanos, ya que sólo apareció en dos capítulos.
 
La reina de las armas de Espacio 1999 fue, sin duda, la pistola, que se convirtió casi en un icono de la serie, al igual que las legendarias e irrepetibles Águilas. En su interesante ensayo sobre la serie, Alfonso Mereló recuerda que muchos niños españoles de la época le quitaban la hoja a un serrucho viejo y se quedaban con la empuñadura, que se asemejaba bastante a la pistola de Koenig y los suyos. Quien esto firma fue más allá, tallando una en madera que, convenientemente forrada con plástico adhesivo de diversos colores, casi, casi daba el pego. Desde luego, no puede negarse que hasta en el diseño de armas portátiles esta serie marcó un antes y un después. Vaya este artículo dedicado a todos aquellos que alguna vez, siendo niños, emulamos con nuestros juegos las fabulosas aventuras de John Koenig, Helena Russell, Alan Carter, Víctor Bergman, Maya, Tony Verdeschi, Sandra Benes y todos los demás.

No hay comentarios.: