LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

miércoles, 27 de junio de 2012

ÉRASE UNA VEZ... LAS SERIES DE TV




Hace algunos días mi colega Antonio Quintana, publicó una reseña acerca de la serie Érase una vez... El Espacio, fue entonces cuando me invadió la nostalgia al recordar mis años de infancia que pasé yo y muchas personas con la primera serie Érase una vez... El Hombre.

En mi País Chile, la serie Érase una vez... El Hombre, se transmitió por primera vez alrededor de 1983 y tuvo un éxito tal, que al menos se volvió a transmitir unas dos veces más. Marcando tanto la música, como las historias de la serie, la infancia de muchos telespectadores que por ese entonces no superaban los 11 años de edad.

Alrededor de 1991 se transmitió Érase una vez... El Cuerpo Humano (llamada en España Érase una vez... la vida) que si bien es cierto era una excelente serie, fue transmitida con un espacio largo de años luego de la primera y todos los que recordábamos con cariño la primera serie, nos costaba enganchar bien con esta nueva, que si bien contaba con todos los personajes de la primera, contenía historias totalmente diferentes, pues obviamente estaba enfocada al cuerpo humano.

Y hasta donde recuerdo, no creo haber visto otra de esas series transmitidas en mi país, lo cual no significa que no se haya hecho, simplemente doy testimonio de mis recuerdos.

Pero como sea, el ver la reseña de mi amigo Quintana, me ha empujado a realizar este artículo, en donde investigué sobre todas las colecciones de la serie y me llevé una grata sorpresa al darme cuenta de que eran muchas más de las que pensaba. Vamos pues a la información.



SERIES ÉRASE UNA VEZ…

Érase una vez... Es un conjunto de series de animación francesas de 26 episodios cada una, con una duración de unos 25 minutos. Fue creada por Albert Barillé en los estudios Procidis y difundida por Canal+ y France 3. Su contenido es educativo y didáctico, abarcando temas como el cuerpo humano, la historia de Europa o el espacio.

COLECCIÓN

Érase una vez... el hombre (1978)
Érase una vez... el espacio (1982)
Érase una vez... el cuerpo humano, llamada en España Érase una vez... la vida (1986)
Érase una vez... las américas (1991)
Érase una vez... los inventores (1994)
Érase una vez... los exploradores (1996)
Érase una vez... la ciencia (2000)
Érase una vez... la música (2007, de producción Española y sólo distribuida en España)
Erase una vez... nuestra Tierra (2008, sólo distribuida en Francia)




PERSONAJES

Maestro (Roger Carel).
Pedro (Roger Carel).
Pedrito.
Kyra.
Metro (el "Jefe de Anticuerpos" de Érase una vez la vida, llamado "Copito" en Érase una vez el Espacio).
Gordo ("Teniente de la Policía Polinuclear" en Érase una vez la vida) y Gordito (Yves Barsacq).
Flor.
Pierrette (Annie Balestra).
Tiñoso (Claude Bertrand).
Enclenque (Canijo, en España Nabot).
El Reloj.
Hemo y Globina (glóbulos rojos en Érase una vez la vida).




DESCRIPCIÓN DE LAS PRIMERAS SERIES CON SUS OPENINGS

Érase una vez el Hombre: Fue la primera serie ideada por Albert Barille para difundir de forma amena y divertida la historia de la humanidad, ya que es la serie más educativa y entretenida de cuantas se hayan podido hacer, pues nos enseñaron lo que pasó en todas las edades más importantes de la historia del hombre.
video

Érase una vez el Espacio: Esta fue la segunda serie en aparecer, en ella por medio de los recursos de la ciencia ficción, se critica la intolerancia, la ignorancia y la avaricia, así como la excesiva modernización y los peligros de la robotización. Se recrea una posible humanidad en el año 3023. Esta serie se intenta enseñar entre otras cosas que los que respetan a los demás por diferentes que sean son verdaderamente humanos, se incluye en este concepto todas las razas inteligentes, sin importar su origen.
video

Érase una vez la Vida: Serie que nos llevó a través de los vasos sanguíneos enseñándonos todo el cuerpo humano de la mano de Globus, Hemo y Globina (tres glóbulos rojos), de los glóbulos blancos por las partes más recónditas, y a través de los nervios, ver el complicado funcionamiento del sistema nervioso.
video

Érase una vez las Américas: Justo un año antes del 5º centenario del Descubrimiento, apareció esta serie, con los mismos personajes de siempre, contando del mismo modo que la serie de Érase una vez el Hombre, la historia de América, desde las grandes migraciones del norte que trajo a los indígenas, hasta la conquista del oeste, pasando por el período de colonización española.
video

Érase una vez los Inventores: Siempre con la temática de enseñar de forma amena y divertida, esta serie dio a conocer a todos los grandes inventores de nuestra historia: desde los antiguos griegos hasta a los más modernos, llegando a imaginar un futuro espacial en un par de decenios.
video

Érase una vez los Exploradores: Al igual que la anterior, trataba de la historia, con su reloj y todo, pero esta vez de todos aquellos exploradores de nuestra historia que fueron poco a poco haciendo más pequeño y conocido nuestro mundo.
video

¡Espero que haya sido del agrado de todos!

Atte: ODISEO… Legendario Guerrero Arcano.

sábado, 23 de junio de 2012

CLUB DEL MISTERIO: UNA GRAN COLECCIÓN



Editorial Bruguera lanzó al mercado, hacia 1981, una interesante colección de novelas policiacas en formato “pulp”. La idea era ofrecer al público una selección de thrillers de los mejores autores anglosajones del género en una edición económica, pero también cuidada. El resultado fue “Club del Misterio”, una serie que, a pesar de su discreto éxito, merece ocupar un puesto de honor en la historia de la mítica editora barcelonesa.

La estética de la colección se inspiró en la de los legendarios “Pulp Magazines” estadounidenses de los años 30. El formato era de 23´5 x 17´5 cm. El texto se presentaba a dos columnas por página, enmarcadas en líneas verticales, y el tipo de letra empleado era el mismo y de igual tamaño que el utilizado en los bolsilibros. El símbolo de la colección era una pequeña ilustración, situada en la parte inferior derecha de la cubierta y encerrada en un círculo con doble cenefa negra y blanca, que representaba a Humphrey Bogart empuñando una pavorosa automática con una mano, mientras con el otro brazo enlazaba por la cintura a una hermosa mujer. Las ilustraciones de cubierta eran sugerentes, coloristas y de notable calidad. Gran parte de ellas fueron realizadas por Isidre Monés, aunque también hubo colaboraciones de otros artistas, como por ejemplo Jorge Núñez Segura. En cuanto a las sugestivas ilustraciones interiores en blanco y negro, fueron obra de un puñado de excelentes dibujantes, entre los que cabe citar a Julio Vivas, Eduardo Feito, Juan Martínez Osete, Edmundo Fernández (Edmond), Francisco Puerta Aparicio y Carles Freixas. Para el fondo de cubierta, lomo y contracubierta se optó por emplear una surtida gama de colores, lo que acentuó notablemente la vistosidad de los volúmenes.

En la parte interior de la contracubierta se ofrecía una breve reseña biográfica del autor de la obra, y más abajo un avance del siguiente número de la colección. En la parte exterior de la contracubierta se repetían el nombre del autor, el título de la obra contenida en el ejemplar y una sinopsis del argumento; y, debajo de ésta, el logo de la serie. En lo que al precio de venta al público se refiere, se mantuvo durante toda la existencia de la colección en 150 pesetas de la época.

“Club del Misterio” fue, sin lugar a dudas, una interesante iniciativa de Bruguera que, por desgracia, no acabó de cuajar del todo, quizás porque vio la luz en un momento delicado para la editorial. Por aquel entonces, y debido a la concatenación de una serie de factores adversos, entre los que tuvo un peso específico la codicia de la familia propietaria, la empresa caminaba hacia su desaparición. Con todo, fue una colección atractiva, a la que me enganché desde el primer número y de cuya lectura disfruté especialmente en las largas noches invernales. Hoy los volúmenes de esta estupenda serie ocupan un lugar destacado en mi biblioteca personal.

viernes, 15 de junio de 2012

FILMOTECA DEL TERROR




Estimados amigos de Bolsi & Pulp, ya es hora de que les presente la nueva sección del blog: FILMOTECA DEL TERROR.

Como recordarán, un par de años atrás teníamos la sección LA PELÍCULA DEL MES, donde se analizaba un film de terror, con imágenes, trailers y algunos fragmentos del mismo.

En la misma sección, solamente publicamos de forma integra la película FARLING HEIGTS, pues esta fue la primera película animada adaptada de un bolsilibro (concretamente EN NOMBRE DE SATÁN de Burton Hare) y por ello se pensó que era imprescindible compartir el film completo con todos los seguidores incondicionales del blog. Si quieren ver la película FARLING HEIGTS pinchen acá.

En la nueva sección FILMOTECA DEL TERROR, no nos dedicaremos a analizar exhaustivamente un film como se hacia en LA PELÍCULA DEL MES, sino que les entregaremos una película completa de terror clásico, para que la disfruten de forma integra y no se queden con las ganas.

La idea es que todos los amantes del cine terror lo pasen en grande con la nueva sección, para la que dicho sea de paso, se seleccionaron un total de doce películas memorables, muchas de ellas han marcado incluso la infancia de los telespectadores.

La primera entrega se realizará el día 1 de julio, espero que no falten a la cita.

Y también con motivo de la naciente sección, he realizado con mucho entusiasmo un interesante video para anunciarles la FILMOTECA DEL TERROR, acá se los dejo para que lo disfruten.

¡Un abrazo a todos los amigos de Bolsi & Pulp!

Atte: ODISEO... Legendario Guerrero Arcano.

video

domingo, 10 de junio de 2012

ÉRASE UNA VEZ... LA COLECCIÓN INCOMPLETA




Aún hoy, en pleno siglo XXI, la ciencia-ficción sigue siendo un género menospreciado, cuando no despreciado olímpicamente, en nuestra culta España. Como prueba, bastará la siguiente anécdota. Estas pasadas Navidades se anunciaba por televisión la edición completa de la colección Érase una vez… Y efectivamente, la dichosa coleccioncita parecía muy completita ella, con los DVDs de todas las series y unos estupendos libros pensados, supongo, para complementar el valor didáctico de la obra de Albert Barillé. Pero, como siempre, los avispados editores decidieron no incluir Érase una vez… El Espacio. Y eso a pesar de que esta fue la segunda serie producida por Barillé con los mismos personajes, y de que alcanzará un notabilísimo éxito en su momento. La supuesta colección completa incluía la ya clásica Érase una vez… El Hombre; Érase una vez… El Cuerpo Humano y Érase una vez… Los Exploradores. Completísima, como puede verse.

¿A qué obedece esta obsesión por suprimir esta estupenda obra de animación del conjunto de las series presentadas bajo el epígrafe Érase una vez…? Bien, en el spot publicitario, mientras una voz en off describía con todo lujo de detalles el producto, aparecía constantemente sobreimpresa la frase valor didáctico demostrado. A la vista de esto, parece evidente que, para determinadas personas, la serie que nos ocupa no es didáctica, razón por la que, seguramente, decidieron no incluirla en el lote. Una vez más, queda patente la ignorancia de ciertos editores sobre lo que es la ciencia-ficción. Porque me consta que Érase una vez… El Espacio, fue suprimida de la colección por su condición de obra de ciencia-ficción.

El problema de esta serie es que cuenta una historia propia, ficticia y ambientada en un lejano futuro. A primera vista, y comparada con sus hermanas, puede parecer un producto intrascendente, un simple entretenimiento. La primera serie fue un gran éxito, pues estaba pensada para que los niños aprendieran historia divirtiéndose y logró con creces su objetivo, y otro tanto ocurrió con las restantes entregas. Pero Érase una vez… El Espacio fue vista como una oportunista maniobra comercial de Barillé, gestada para aprovechar el tirón cienciaficcionero provocado por películas como Star Wars. Así que mientras las demás series eran repuestas en televisión y editadas en vídeo continuamente, las aventuras galácticas del Maestro, Pedro, Flor, Gordo y todos los demás fueron condenadas a un injusto olvido.

Érase una vez… El Espacio fue emitida por primera vez en España en el invierno de 1981-82, en TVE, los domingos por la tarde. Contaba yo por aquel entonces 17 años, y aunque ya era algo mayorcito para dibujos animados, al tratarse de ciencia-ficción decidí verla, aunque la verdad es que me temía que sería lo que llamábamos despectivamente una infantilada. Pero conforme avanzaban los episodios, me fui dando cuenta de que estaba ante una pequeña joya de la ciencia-ficción televisiva. Se trataba, obviamente, de un producto pensado para los niños, pero me cautivó la calidad de sus guiones y los valores que trataba de transmitir a la chiquillería. En sus episodios se denunciaban el racismo, el belicismo, la intolerancia, el mecanicismo incontrolado, la destrucción del medio ambiente… Eran historias muy sencillas, lineales, fáciles de comprender y asimilar por la mente infantil y con una pequeña moraleja. Era, sin ningún género de dudas, una serie didáctica, pensada para educar a los niños en la convivencia y el respeto a los demás. No me avergüenza reconocer que me enganché a ella y vi todos los episodios, comprobando que cada uno era mejor que el anterior, y que juntos conformaban una especie de pequeña novela de ciencia-ficción. Para niños, sí; pero una pequeña gran obra del género. Recientemente he tenido oportunidad de volver a verla. En el aspecto visual ha envejecido bastante mal, pero en lo que se refiere a los guiones sigue siendo una obra completamente actual. Y más didáctica que muchos programas infantiles, supuestamente educativos. No tengo hijos, pero si los tuviera, estas pasadas Navidades no habría cometido el error de regalarles la incompleta colección completa de Érase una vez… anunciada en la caja tonta. Al menos, no hasta que ésta estuviera realmente completa, incluyendo Érase una vez… El Espacio, una de las mejores series de ciencia-ficción en dibujos animados jamás realizadas.

domingo, 3 de junio de 2012

RECICLAJE BOLSILIBRESCO PARTE DIECIOCHO


Afiche de la película: “El fugitivo Josey Wales”.


En esta ocasión revisaremos una cubierta del ilustrador Salvador Fabá, que fue inspirada en una película de Western dirigida y protagonizada por Clint Eastwood.

La película es “El fugitivo Josey Wales” y la ilustración fue utilizada para una novela de Marcial Lafuente Estefanía.

Acá les adjunto la información de la novela:


TÍTULO: “CLINTON PLOMO”
AUTOR: MARCIAL LAFUENTE ESTEFANÍA
COLECCIÓN: RÍO PECOS (Nº 134)
EDITORIAL: EDICIONES CÍES S. L.
EDICIÓN: 2006


Y a continuación les hago entrega de la portada del libro y también un fotograma del film, que contiene el momento preciso que reprodujo el ilustrador.


¡Disfrútenlas y saludos Bolsilibrescos!

Atte: ODISEO... Legendario Guerrero Arcano.