LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

domingo, 22 de marzo de 2015

MARTE, BASE DE ATAQUE








Número 62 de la serie “Ciencia Ficción”, de Ediciones Toray, “Marte, base de ataque” es otra de las divertidas novelas que Lecha, firmando con el más popular de sus seudónimos, Clark Carrados, dedicó al planeta rojo.

Una nave espacial, procedente de Marte, se aproxima a la Tierra. Su único tripulante, Tony Zeiss, transmite un angustioso mensaje por radio. Según él, el cuarto planeta está siendo utilizado como una base  desde la cual unos alienígenas van a lanzar un ataque contra nuestro mundo.  Poco después, la nave se estrella y a Zeiss, segundo jefe de la primera colonia humana en Marte, conocida como “Camp Vickary”, se le da por volatilizado al no encontrarse su cuerpo. Pero milagrosamente Zeiss ha sobrevivido, y poco después llega a una casa de campo, propiedad de Peggy Styles, en la que también se encuentra casualmente el capitán astronauta Reynold Tloth, que ha sufrido una herida durante una jornada de pesca y se ha acercado a la vivienda en busca de ayuda. Se da la circunstancia de que, momentos antes de la aparición de Zeiss, Reynold y Peggy estaban comentando los recientes acontecimientos, pues Mike, el hermano de la muchacha, formaba parte de la dotación de la colonia marciana. Zeiss, gravemente herido y bajo los efectos de un tremendo shock, es ingresado en el hospital astronáutico.

Una nave de socorro comienza a ser alistada, pues se ha perdido todo contacto con la colonia de Marte y la División de Astronáutica de la ONU teme lo peor. Ante la imposibilidad de obtener más información de Zeiss, cuya vida pende de un hilo, uno de los médicos sugiere que podrían recurrir a un aparato denominado “electroencefalocámara” inventado por un tal profesor Curton, pero el doctor Copperfield despotrica contra Curton tachándole de farsante. Reynold y Peggy, que han escuchado por casualidad la conversación de los doctores, deciden ir a ver a Curton con la intención de valorar si su invento puede ayudarles a descubrir lo ocurrido en “Camp Vickary”. La electroencefalocámara” es, según su inventor, un aparato que permite visualizar el pensamiento de una persona en una pantalla y obtener una placa fotográfica del mismo. Peggy, ansiosa por tener noticias de su hermano, se somete al aparato de Curton y el resultado es impresionante. Aunque a regañadientes, a Copperfield no le queda más remedio que permitir que Curton someta al yacente Zeiss a su máquina, y el pensamiento fijado fotográficamente del segundo jefe de “Camp Vickary” es tan sorprendente que provoca la perplejidad más absoluta en los asistentes a la prueba. Es algo tan… sin sentido, que Curton, asombrando a todos, propone reactivar la mente de Zeiss, que se encuentra en coma, para saber lo que ocurrió realmente. Curton asegura que él puede hacerlo y las autoridades le dan carta blanca. Pero Zeiss es asesinado. Poco después un extraño accidente destruye la nave que estaba siendo alistada para socorrer a “Camp Vickary”. Una terrible amenaza se cierne sobre la humanidad, y Reynold Tloth y Peggy Styles deberán conjurarla con la ayuda del profesor Curton.

“Marte, base de ataque” es uno de los más amenos relatos de ciencia ficción escritos por Lecha en su época de Toray. A pesar de su condición de modesto bolsilibro, todavía hoy, cuarenta y cuatro años después de su publicación, conserva buena parte de su interés. Aventura, acción e intriga en un relato fantástico de 126 páginas que sin duda satisfará a los amantes de la literatura bolsilibresca. Una pequeña gran novela que vale la pena leer.



Antonio Quintana
Marzo de 2015


No hay comentarios.: