LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

domingo, 21 de abril de 2013

LA EFÍMERA COLECCIÓN “BONANZA”


POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI



Una de las series televisivas más exitosas de la historia fue Bonanza, producida por la cadena estadounidense NBC entre 1959 y 1973. Este western catódico arrasó en todos los países en los que fue emitido, deviniendo en un clamoroso fenómeno de masas. Tan sólo El Fugitivo, de la QM Productions, logró hacerle algo de sombra. Bonanza comenzó a emitirse en España hacia mediados de los años sesenta, gozando desde el primer momento del favor del gran público y convirtiéndose de inmediato en el programa estrella de TVE (Televisión Española), hasta el punto de que sólo determinadas retransmisiones deportivas la superaban en audiencia, y no siempre.
 
Editorial Bruguera, siempre a la caza de oportunidades de negocio que acrecentaran sus ya por entonces astronómicos beneficios, decidió aprovechar el filón Bonanza lanzando al mercado una colección de novelas-franquicia en formato bolsilibro. Dado que el número de seguidores de la mítica producción era considerable, todo parecía indicar que una serie de novelas inspiradas en ella funcionaría bien. Así pues, la editorial barcelonesa entró en negociaciones con la NBC, y poco después aparecía en los quioscos de toda España el primer número de  Bonanza, titulado Doble rapto.
 
El novelista escogido por la editorial para escribir los relatos fue Luís García Lecha, autor estrella de Toray que, no obstante, colaboraba en las colecciones de Bruguera desde una década antes. Fue, ciertamente, una elección de lo más acertada, porque el personalísimo estilo del escritor riojano casaba a la perfección con el ambiente característico de la serie televisiva. Lecha optó por firmar sus obras de Bonanza como Clark Carrados, su seudónimo más conocido.
 
Considerando el tirón que la serie de tv tenía entre el público español, es de suponer que cuantos colaboraban en el proyecto, tanto el autor elegido como los responsables de la editorial, esperasen que la colección de bolsilibros alcanzara el mismo éxito e incluso idéntica longevidad. Sin embargo, parece que no fue así, ya que Bonanza se publicó durante sólo seis meses. La primera novela, Doble rapto, apareció en octubre de 1966, y la última, Abogado defensor, en marzo de 1967, publicándose en total quince títulos. Luego la colección fue cancelada, pasando a ser una de las más cortas, tanto por número de ejemplares publicados como por tiempo de permanencia en los quioscos, de la historia de la literatura bolsilibresca.
 
¿A qué se debió que la Bonanza de Bruguera tuviese una vida tan efímera? La falta de datos bien contrastados sobre el asunto me impide dar una respuesta concreta a este interrogante. Sólo puedo conjeturar que, tal vez, los lectores compulsivos de bolsilibros del Oeste no se sintieran suficientemente atraídos por la Bonanza literaria, pudiendo disfrutar de las aventuras originales de Ben Cartwright y sus hijos en la pequeña pantalla. Según parece, en la época también se rumoreó que la editorial había tenido algún problema con la NBC, lo que quizás podría explicar por qué se cerró la colección con apenas medio año de vida. Huelga decir que no creo que Carrados tuviera nada que ver con el aparente fracaso de esta serie de novelas-franquicia, pues era uno de los autores de bolsilibros más apreciados por el público y un profesional como la copa de un pino.
 
En la segunda mitad de los años sesenta Bruguera alternaba dos tipos de formatos en sus colecciones de bolsilibros. Mientras que diversas series del Oeste, policiacas y románticas mantenían el formato estándar establecido en los años cuarenta,  15 x 10´5 cm, Enviado Secreto, Bonanza y alguna otra de temática diversa eran presentadas en un formato algo mayor, cuyas medidas eran 17´5 x 10´5 cm, con una extensión media de 110/112 páginas. En cuanto a su precio de venta, era de 9 pesetas.
 
Casi imposibles de encontrar hoy día, las novelas que Clark Carrados escribió para la serie Bonanza de Bruguera pueden considerarse como un preciado botín para cualquier amante de los bolsilibros. Por desgracia, el autor de estas líneas no posee ninguna, aunque hace ya demasiados años tuvo el placer de leer dos de ellas, Hoss Cartwright, detective y Terror en Virginia City.
 
En 2008,  el IER (Instituto de Estudios Riojanos),  dedicó un homenaje a Luís García Lecha, que se complementó con la edición de un libro que contenía una breve semblanza biográfica del autor, una novela policiaca inédita,  una de sus primeras novelas de ciencia ficción, un relato corto y la correspondiente bibliografía.  En el listado de títulos de Bonanza faltaban los dos últimos.

RELACIÓN DE TÍTULOS DE LA COLECCIÓN “BONANZA”

1—Doble rapto
2—Hoss Cartwright, detective
3—Los nuevos dueños de La Ponderosa
4—El hijo del jugador
5—Los linchadores
6—El parador del diablo
7—Al pie del patíbulo
8—Terror en Virginia City
9—Muerte en la ciudad muerta
10—El atraco
11—Cuatreros en La Ponderosa
12—Hoss y la mujer forzuda
13—La belleza del diablo
14—Tierras rojas
15—Abogado defensor
 
Antonio Quintana Carrandi
Abril de 2013

No hay comentarios.: