LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

domingo, 18 de septiembre de 2011

EL FANTÁSTICO UNIVERSO



POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI

Lou Carrigan (Antonio Vera Ramírez) es uno de los autores españoles más populares de bolsilibros o novelas de a duro. Al igual que casi todos sus colegas, es un todoterreno capaz de desenvolverse como pez en el agua en cualquier género literario. En lo que a la literatura popular se refiere, destacó principalmente como autor de novelas policíacas y de espionaje, temas éstos en los que ni tuvo ni tiene, aún hoy día, rival.

Según me ha comentado hace poco el propio autor, la ciencia-ficción fue para él un desafío temático en lo profesional, pero no se introdujo en ella con la misma fuerza que, por ejemplo, en los temas policíacos o de espionaje, en los que llegó a ser un gran especialista. No obstante, su producción de novelas de ciencia-ficción es considerable y de notoria calidad. Cabe preguntarse hasta dónde habría podido llegar Carrigan en nuestro género, si se hubiera introducido en él con la misma pasión que en las intrigas criminales o de espionaje.

EL FANTÁSTICO UNIVERSO, la obra de Carrigan que reseño hoy, no es una novela de a duro aunque a primera vista lo parezca. Apareció por primera vez en la colección Nova Club de Editorial Rollán en 1970, con un formato de 11 x 18 cm y 176 páginas. Posteriormente fue reeditada en 1976 por Editorial Andina, en su serie Bolsilibros EASA, colección Galaxia 2001, nº 25, en formato 15 x 10,5 cm, el habitual de los bolsilibros de la época. Éste es el ejemplar que poseo. Para esta edición, según me ha informado el autor, el texto original fue ligerísimamente retocado para que cupiera, con letra más pequeña, en el formato clásico de la novela de a duro.

Como dije antes, EL FANTÁSTICO UNIVERSO no es una novela de a duro al uso, sino una recopilación de cuatro relatos cortos, en los que Carrigan demuestra, por enésima vez, su maestría como narrador. Los cuatro cuentos son EL TRANSFORMISTA, LA VICTORIA FINAL, UNA BROMA DE MAL GUSTO y EL SUEÑO DEL GENIO. Si tuviera que escoger uno de los cuatro, elegiría el segundo de ellos, que es también el de mayor extensión y, en mi modesta opinión, el más logrado. Pero será mejor reseñar los relatos uno por uno y por el orden en el que aparecen en la obra.

EL TRANSFORMISTA trata un tema que hacía furor en los años sesenta y setenta, el de los platillos volantes y los visitantes extraterrestres que llegaban a la Tierra de incógnito. Un peligroso gángster, que está preparando un gran golpe, necesita a alguien capaz de variar de aspecto en unos minutos, y trata de convencer por las bravas a un famoso transformista para que le ayude. Por desgracia para el delincuente, el transformista de marras resultará no ser lo que él creía, sino algo más… sorprendente.

LA VICTORIA FINAL, más que un cuento, es casi una novela corta. Unos seres despiadados planean apoderarse de la Tierra eliminando a sus habitantes, a todos menos a unos pocos que necesitarán para sus oscuros proyectos. Un científico ruso es el encargado de designar a los afortunados que se salvarán de la gran matanza, y escoge a una modesta familia de pescadores de la isla de Capri, gente honesta, sencilla y apacible. La familia es hibernada durante cien años, y cuando despiertan, la Tierra ha sido ya ocupada por los alienígenas y todo rastro de vida humana, excepto ellos, borrado de la faz del planeta. Pero, a su modo, esas personas sencillas, sin malicia y pacíficas, vengarán el asesinato de la humanidad y vencerán a los invasores, aunque a un precio muy alto.

En UNA BROMA DE MAL GUSTO, Carrigan juega con la teoría de los universos paralelos. Un experimento científico secreto produce un curioso efecto colateral, a consecuencia del cual, un ejecutivo londinense, Michael Jenks, parece desdoblarse en dos hombres idénticos, que interactúan con la señora Jenks dando lugar a una serie de hilarantes escenas.

El último relato de esta recopilación, EL SUEÑO DEL GENIO, nos presenta a un niño de diez años, Lyman Douglas, que padece una enfermedad desconocida e incurable. Según el médico de la familia, el niño morirá muy pronto. Pero, curiosamente, Lyman sostiene que todos están equivocados, que él no va a morir. El chico hace gala de una gran valentía y serenidad, impropias de alguien de su edad. Mientras guarda reposo en la cama, un platillo volante, aparentemente de juguete dado su pequeño tamaño, entra por la ventana de su habitación. En aquella extraña navecilla viaja Markiano, Rey de Marte, que le cuenta a Lyman lo que realmente le ocurre, le pone al tanto de las especialísimas habilidades mentales con las que lo ha dotado la naturaleza y le revela el brillante porvenir que le aguarda. Tras la visita de tan peculiar personaje, Lyman se duerme, y al despertar relata a sus padres la visita del alienígena y todo cuanto éste le ha contado. Sus progenitores piensan que todo ha sido un sueño provocado por la enfermedad. Peor aún, sospechan que el niño se está volviendo loco, y hasta el propio Lyman llega a creer, por un instante, que sus padres tienen razón. Pero el descubrimiento, bajo la almohada de su cama, de cierto objeto que le entregó el marciano, hace comprender al pequeño que todo ocurrió realmente y que tiene una importantísima misión que cumplir.


Bien, esto es, a grandes rasgos, EL FANTÁSTICO UNIVERSO, una selección de cuentos de ciencia-ficción de uno de los novelistas más apreciados por los lectores de bolsilibros. Se trata, ciertamente, de una edición muy original, porque lo normal era que el bolsilibro contuviera una sola historia. Los cuatro espléndidos cuentos que componen esta obra nos demuestran que, si Lou Carrigan hubiera dedicado a la ciencia-ficción tanta atención como a los temas policiales y de espías, habría sido uno de los grandes autores españoles del género. No obstante esto, su producción de ciencia-ficción, sin ser tan monumental como la de Enguídanos, Torres Quesada o García Lecha, es bastante extensa y de indudable calidad. Por otra parte, muchas de sus novelas de espionaje contienen importantes elementos propios de la ciencia-ficción, sobre todo algunas de las mejores novelas de la espía Baby, posiblemente su mayor logro como novelista, un personaje que le ha dado fama mundial.

Sólo una cosa más antes de concluir. Esta obra que acabo de reseñar apareció en un trastero de mi casa, en una caja llena de papelotes viejos. Ni siquiera recordaba que la tenía. La eché ahí porque su cubierta estaba tan deslucida, que no me pareció apropiado colocarla en la estantería en la que tengo varios centenares de bolsilibros en perfecto estado. La leí la misma noche que la encontré, y al día siguiente redacté este artículo. Agradezco a Lou Carrigan que me enviara las portadas de las dos ediciones de esta novela, cubiertas que acompañan este trabajo.


Título: El Fantástico Universo
Autor: Lou Carrigan (Antonio Vera Ramírez)
Año de publicación: 1970
Editorial: Editorial Andina
Colección: Galaxia 2001, nº 25
Edición: 1976

No hay comentarios.: