LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

sábado, 31 de agosto de 2013

¿LITERATURA POPULAR O PULP?

 
 
Dando vueltas por Internet, me he encontrado con un interesante video extraído de Página2 (TVE-2) el día 3 de abril del 2011.
En dicho video, las personas se formulan algunas preguntas: ¿En la actualidad, funcionan las novelas populares? ¿Son pulps, novelas baratas o novelas populares?
Quienes aparecen en el video son Alfredo Lara (propietario de la librería Opar), Francisco Arellano (editor de Biblioteca del Laberinto) y Jordi Costa (periodista y escritor) quienes entregan tres diversos y breves puntos de vista al respecto de la literatura Pulp.
Y obviamente que acá les dejo el video para que lo vean, disfruten y también si gustan dejen su punto de vista con algún comentario.
Un abrazo a todos y larga vida a los bolsilibros.
Atte: ODISEO… Legendario Guerrero Arcano.
 
video

lunes, 26 de agosto de 2013

EL PAÍS DE LOS ROBOTS

                                               
 
 
 
 
Tercera novela del miniciclo protagonizado por el robot humaniforme Kabé (las dos anteriores fueron MEMORIAS DE UNA MÁQUINA y EL ORO DE LAS ESTRELLAS, números 65 y 75 respectivamente de Espacio, el mundo futuro) EL PAÍS DE LOS ROBOTS, número 87 de la citada colección de Toray, es otra trepidante y divertidísima aventura del simpático androide creado por LGL.
 
En esta ocasión, el MCR (Mando Central Robótico) asigna a Kabé al servicio del doctor Oscar Lavery, a quien han puesto al frente de una expedición estelar cuyo objetivo es encontrar Mechanicus, un planeta legendario del que se dice que está poblado sólo por robots. A Lavery el asunto no acaba de gustarle, pero no le queda más remedio que aceptar. A la expedición se apunta también una hermosa mujer, llamada curiosamente Venus, que afirma ser la Soberana de Vega, que acaba de ser derrocada por una revolución. Al principio, surge entre Venus y nuestro amigo Kabé algo así como una corriente de antipatía. El robot recela de las intenciones de la muchacha, recelos que aumentan considerablemente cuando ella asegura que Mechanicus, el planeta de los robots, considerado por muchos como una fantasía, existe realmente. La expedición a Mechanicus era un asunto que el MCR llevaba en el más estricto secreto, así que la pregunta que se hace nuestro robótico protagonista es: ¿cómo conoce Venus la existencia de tal expedición? Nuestro héroe mecánico decide vigilar estrechamente a la mujer. Kabé acude al hotel en el que se hospeda la muchacha con la intención de interrogarla al respecto. La joven, que está escribiendo una carta, recibe al robot con muy malos modos, pero éste no se amilana. Venus se niega a responder a las preguntas de Kabé, y éste, reparando en que ella trata de ocultar la carta que estaba redactando, le pregunta a quién está escribiendo. El androide, en un descuido de la joven, logra hacerse con la misiva, pero entonces Venus le encañona con una pistola solar. De pronto, dos individuos, armados con anticuadas pero mortíferas pistolas de combustión química, irrumpen en la habitación. Exigen que se les entregue la carta que escribía la muchacha. Obedeciendo a ésta, Kabé entrega la misiva a los pistoleros, los cuales se distraen un instante, que aprovecha la mujer para sacar su mano armada, que había ocultado a su espalda cuando aparecieron los matones. Antes de que éstos puedan reaccionar, Venus hace fuego y los hampones se convierten en humo… al igual que la carta.
 
Kabé sabe que, como robot, no puede obligar a un ser humano a que haga nada. La misteriosa carta ha sido desintegrada y él no puede presionar a la joven para que le diga qué contenía y a quién iba dirigida. Pero nuestro robótico amigo se hace el firme propósito de seguir vigilando a la bella Venus de Vega, cuya sospechosa actitud le tiene muy preocupado.
 
Los problemas no han hecho más que empezar. Cuando Kabé va en busca de Lomanski, uno de los miembros del equipo científico de la expedición, se lo encuentra en compañía de dos sujetos de pésima catadura. Estos individuos pretenden colarse como polizones en la astronave, y a Kabé no le queda más remedio que ayudarles. A pesar de su aspecto, completamente humano, Kabé es un robot sometido a las Tres Leyes de la Robótica, y en cumplimiento de la primera Ley debe evitar que cualquier ser humano sea dañado. Si no obedece a esos hombres, si no les facilita el acceso a la nave, matarán a Lomanski, y nuestro mecánico amigo no puede permitir que eso ocurra.
 
Los preparativos de la expedición avanzan a marchas forzadas, y muy pronto están preparados para partir. Pero cuando su nave, la Armenia, se dispone a atravesar la puerta estelar que facilita el acceso al hiperespacio, el control de vuelo de la colonia lunar les ordena retrasar su salida, ya que por la hiperpuerta que les ha sido asignada se espera la llegada de una patrullera policial. Cuando la nave policial surge al espacio normal, la hiperpuerta se desintegra, destruyendo también a la patrullera.
 
Evidentemente, alguien parece empeñado en impedir que la Armenia parta en busca de Mechanicus. Pero Lavery está dispuesto a cumplir su misión como sea. La Armenia recibe autorización del control de vuelo para emplear otra hiperpuerta, y así, emprende su singladura rumbo al misterioso planeta de los robots.
 
Y por fin, llegan a Mechanicus, un mundo devastado por una guerra atómica, en la que no existe vida orgánica de ninguna clase, pero que tiene una atmósfera respirable y está poblado por robots, millones de robots, construidos en unas impresionantes fábricas que llevan siglos funcionando ininterrumpidamente. Allí son recibidos cordialmente por Orfe, robot que parece estar al mando de todos los demás. Un extraño accidente, que está a punto de costarles la vida a todos, hace sospechar a Kabé de las intenciones de los en apariencia pacíficos autómatas. Los acontecimientos posteriores darán la razón al androide. Una legión de robots, que parecen ignorar las Tres Leyes, trata de aniquilarlos. Nuestros amigos se refugian en un edificio. Carecen de medios para comunicarse con los tripulantes que se quedaron en la Armenia, y el cerco de robots se estrecha por momentos. Kabé y sus compañeros resisten como buenamente pueden el asedio robótico, pero todo parece indicar que su destino está sellado. Sin embargo, será Kabé quien, en el último momento, logre resolver la situación, descubriendo qué está pasando en ese mundo, quién controla a los robots rebeldes y cuáles son sus intenciones.
 
El ciclo de Kabé es una de las obras más interesantes de LGL. En plenos años cincuenta, cuando muchos aficionados españoles a la ciencia-ficción empezaban a conocer la extensa y magnífica obra del maestro Asimov, Carrados decidió crear un personaje robótico que posee muchas de las características de los robots humaniformes imaginados por el buen doctor. Pero mientras que los robots de Asimov eran básicamente serios y circunspectos, Lecha dotó a Kabé de una personalidad casi humana, lo que hace que este androide le caiga mejor al lector que el mítico R. Daneel Olivaw o cualquier otro de los robots surgidos de la imaginación del escritor americano. Kabé puede ser sarcástico o jocoso según convenga a la situación, a pesar de lo cual observa escrupulosamente las Tres Leyes, encontrando siempre el medio de ayudar a sus amigos sin transgredir ninguna de ellas.
 
El argumento de EL PAÍS DE LOS ROBOTS tal vez resulte demasiado tópico para el lector de hoy, pero en su momento era bastante original. A pesar del medio siglo transcurrido desde su publicación, la novela conserva toda su frescura, y la ingenuidad de la historia que relata no hace sino realzar su interés. Ciencia-ficción popular pura y dura, de la mano del escritor más prolífico del género en España. Disfrutadla.

martes, 20 de agosto de 2013

TERCERA ENCUESTA DE REPECHAJE

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Estimados amigos de Bolsi & Pulp: Al igual que en los ultimos dos años y con motivo de que el próximo mes es Septiembre (el mes en que los chilenos celebramos nuestras fiestas patrias) en Bolsi & Pulp queremos celebrar en grande junto a todos ustedes y por ello les tenemos un regalo.

Les presentamos la tercera encuesta de repechaje, en la que aparecen todos los libros que no obtuvieron el primer lugar en nuestras últimas dos encuestas. Como de costumbre, el libro que resulte ganador, será publicado de forma integra en el blog.

Las cuatro sensacionales obras para que puedan votar son las siguientes:


 OPCIÓN 1:
EL OJO DE DIOS
 DE CURTIS GARLAND
Publicada en la editorial Astri, EL OJO DE DIOS es una imperdible aventura de Ciencia Ficción, que no deja indiferente al lector. Curtis Garland nos hace viajar más allá de lo que podemos imaginar.
 
 
OPCIÓN 2:
EL GRAN PREMIO
DE CLARK CARRADOS
Publicada en la legendaria colección "Espacio, el mundo futuro", EL GRAN PREMIO, es una destacada obra de Ciencia Ficción de uno de los grandes escritores de la literatura bolsilibresca: El mítico Clark Carrados.
 
 
OPCIÓN 3:
CINCO DEL AFRIKA KORPS
DE ALEX SIMMONS
Alex Simmons en esta novela nos entrega una aventura de guerra que transcurre de forma rápida y divertida. Esta novela fue analizada en el blog, si quieren ver la reseña pinchen acá.
 
 
OPCIÓN 4:
CERO ABSOLUTO
DE CURTIS GARLAND
Los amantes del género policial y el espionaje no se decepcionarán con CERO ABSOLUTO, una impecable y apasionante novela aparecida en la legendaria editorial EASA.
 
 
¿YA HICISTE TU ELECCIÓN? ¡ENTONCES A VOTAR!

El plazo vence el 28 de Septiembre.


¡Un abrazo enorme a todos y saludos bolsilibrescos!

Atte: ODISEO…Legendario Guerrero Arcano.

lunes, 12 de agosto de 2013

LA NOVELA FRANQUICIA: UN GÉNERO MÁS

                                         
 
 
 
Cuando una serie televisiva o una saga cinematográfica devienen en un clamoroso éxito, sus creadores, como es natural, desean exprimir el filón al máximo. Esto suele concretarse en el rodaje de secuelas del film, nuevas temporadas de la serie en cuestión, e incluso en la creación de series paralelas, nacidas al abrigo de la producción matriz. Si las continuaciones de la obra original funcionan bien, se tiende a presentar el producto en otros formatos, tales como los comics, los juegos de rol, los videojuegos y, más recientemente, los juegos de ordenador. Sin olvidarnos, claro está, de los juguetes, las maquetas y ese sin fin de objetos de todo tipo que conforman lo que se ha dado en llamar el merchandising, uno de cuyos productos estrella es, desde siempre, la novela franquicia.
 
La industria del merchandising, tal y como hoy la conocemos, nació a la sombra de la enorme popularidad del film EL PLANETA DE LOS SIMIOS, una obra maestra de la ciencia-ficción que generó cuatro largometrajes más y una serie de televisión. La saga simia se prolongó en una estimable colección de comics, una serie de dibujos animados y varias novelas, si bien éstas últimas no alcanzaron gran difusión fuera de EE. UU. Pero la verdadera eclosión de la novela-franquicia se produjo en la segunda mitad de los años setenta, como resultado de la inmensa popularidad, a nivel mundial, de Star Trek y Star Wars, posiblemente las producciones de ciencia-ficción más míticas de la historia.
 
Star Trek, la serie clásica, había sido cancelada en 1969, presumiblemente a causa de sus bajos niveles de audiencia. Pero sus continuas reposiciones en centenares de emisoras de televisión locales, a todo lo largo y ancho de los EE. UU., acabaron por hacer de ella una serie de culto seguida por millones de personas. El fenómeno Star Trek alcanzó tal relevancia, que la Paramount decidió rodar una nueva serie de acción real, proyecto que no se concretaría en una realidad debido a que los gerifaltes del Estudio, sorprendidos por el apoteósico estreno de STAR WARS, producida por la Fox, decidieron en el último momento rodar un espectacular largometraje. La noticia de la cancelación de la proyectada serie semanal, cuyo proceso de preproducción estaba ya muy avanzado, no fue bien acogida por los trekkies, aunque muchos hallaron consuelo imaginándose lo que podría dar de sí Star Trek en el cine, con un buen presupuesto y los medios técnicos más avanzados a su disposición. Conscientes de que había que mantener vivo el interés de los fans, Roddenberry y los responsables de Paramount intensificaron las campañas publicitarias y de merchandising relacionadas con la saga. Puesto que habría que esperar algún tiempo hasta el estreno de STAR TREK: THE MOTION PICTURE, y los aficionados reclamaban con delirio más aventuras de sus personajes favoritos, se decidió iniciar una colección de relatos basados en las aventuras televisivas de Kirk y su tripulación. Y así, mientras STAR WARS rompía las taquillas de medio mundo y parte del otro medio, la editorial neoyorkina Pocket Books, una división de la poderosa Simon & Schuster Inc, sacó al mercado la primera colección de novelas de Star Trek, que fue recibida con gran júbilo por los trekkies. Con el paso de los años surgirían nuevas series trekTNG, DS9, Voyager, Enterprise —, cada una de las cuales generaría su propia colección de novelas-franquicia. Por otra parte, aparecerían también series de novelas ambientadas en el universo trek, aunque no directamente relacionadas con la saga fílmica o las televisivas.
 
En el caso de STAR WARS, la cosa fue aún más fulgurante. El film batió todos los récords de taquilla deviniendo en un fenómeno de masas, por lo que poco después de su estreno en USA se publicó su versión novelada, firmada por Lucas pero escrita, en realidad, por Alan Dean Foster. La obra que inauguró la franquicia literaria de esta saga fue EL OJO DE LA MENTE, también de Foster, que tuvo casi tanto éxito como la película.
 
STAR WARS había sido concebida desde un principio como una saga exclusivamente cinematográfica. La intención de Lucas era rodar una trilogía, a un ritmo de un film cada tres años. A fin de mantener el interés del público, se puso en marcha una agresiva campaña de merchandising, en la que los cómics y las novelas-franquicia fueron los productos más potenciados. Con EL IMPERIO CONTRAATACA Star Wars alcanzó el cénit de su popularidad, lo que provocó una eclosión de novelas ambientadas en el mágico universo imaginado por Lucas. Las colecciones basadas en la saga fílmica empezaron a proliferar como los hongos en un tronco podrido, apareciendo series paralelas como las de Las guerras Clon, La nueva Orden Jedi, La Academia Jedi, etcétera.
 
El fenómeno de la novela-franquicia no se ha circunscrito sólo a Star Wars y Star Trek, naturalmente. Producciones como V, Babylon 5, la saga de Alien y otras muchas han generado una vastísima producción de relatos inspirados en ellas. Casi no hay serie televisiva o saga cinematográfica de ciencia-ficción que no tenga su colección de novelas. En España tenemos el caso de la mítica Saga de los Aznar, un impresionante fresco futurista urdido por el valenciano Pascual Enguídanos Usach (George H. White) entre los años cincuenta y setenta del siglo pasado. Esta fabulosa serie, obra cumbre de la literatura española de ciencia-ficción, ha originado una colección de novelas-franquicia de gran calidad escritas por un plantel de entusiastas del fascinante universo enguidosiano, publicadas por la editorial Silente.
 
                                                
 
La novela-franquicia goza de gran aceptación, siendo las más populares, como se ha dicho, las de Star Trek y Star Wars. No obstante, amplios sectores del público y la crítica parecen hallar cierta complacencia en denostarla, lo que a mi juicio es injusto. Probablemente ninguno de sus títulos figurará jamás entre las grandes obras de la literatura del género, pero eso no significa que no tengan cierto valor literario, por mínimo que sea. Hay quien las compara con los bolsilibros, las popularísimas novelas de a duro de antaño. Aunque no estoy del todo de acuerdo con esa apreciación, lo cierto es que ambos tipo de novela tienen, al menos, un punto en común, una virtud compartida: ofrecen al lector lo que éste espera, ni más ni menos, y raras veces defraudan. Las historias que relatan son predecibles, tópicas si se quiere expresarlo así. Pero eso es precisamente lo que buscan los lectores de novela-franquicia..., y lo que reclamaban los que leían bolsilibros.
 
Para un escritor novel la novela-franquicia representa una oportunidad de oro para introducirse en el mundo literario. Al menos, así ocurre en EE. UU. Porque, si bien es cierto que muchos escritores consagrados han escrito alguna que otra novela de este tipo, también lo es que la gran mayoría de los autores que han cultivado este sub-genero—y empleo el término en su acepción más digna—comenzaron sus carreras con esta clase de historias. Es el caso, por citar dos ejemplos relacionados con mi amada Star Trek, de Diane Duane y Ann C. Crispin, que dieron sus primeros pasos profesionales escribiendo novelas ambientadas en el universo futurista creado por Roddenberry, para posteriormente desarrollar, con notable éxito, sus propias sagas. Dicho de otro modo: son muchos los autores especializados en ciencia-ficción y fantasía que se dieron a conocer con novelas-franquicia, por lo que podemos considerar éste sub-género como una fértil cantera de novelistas. Por desgracia, es éste un fenómeno que, como he comentado antes, sólo parece darse en EE. UU., salvo excepciones muy puntuales. Una verdadera lástima, porque en España, sin ir más lejos, tenemos una pléyade de excelentes escritores que poco o nada tienen que envidiar a los del otro lado del charco..., como no sea el inmenso mercado interior norteamericano, con cientos de miles de voraces lectores.
 
Escribir un relato de éstos puede parecer fácil, pero en realidad no lo es. El autor de novela franquicia debe conocer en profundidad la Saga en la que va a basar sus obras, el ambiente en que se desarrolla, la tecnología, los personajes y todo cuanto con ellos se relacione, especialmente su carácter, sus motivaciones psicológicas y la historia personal de cada uno de ellos. Ha de ser muy cuidadoso a la hora de pergeñar sus argumentos, para evitar caer en contradicciones con el espíritu de la obra original, lo que sin duda provocaría el rechazo por parte de los lectores. Debe ser plenamente consciente de que su libertad creativa ha de estar necesariamente limitada, al menos en parte, por las peculiaridades de la saga sobre la que haya decidido escribir. Está obligado a respetar estas premisas sobre todo cuando base sus relatos en lo filmado, es decir, en personajes, ambientes y situaciones previamente descritos en películas o episodios televisivos. En este caso concreto, la estructura de sus obras tendrá que ser coherente al máximo con la línea narrativa básica de la serie de televisión o la saga de películas. En las series de novelas paralelas, es decir, en aquellas cuya acción se desarrolle en el mismo universo ficticio, pero con ambientes y personajes creados exclusivamente por el autor, éste podrá gozar de un margen creativo más amplio, si bien tendrá que ceñirse lo más fielmente posible a los parámetros narrativos básicos de la obra madre.
 
Es importante señalar que, a pesar de la gran difusión y popularidad de las novelas-franquicia, éstas no son canónicas. Es decir, lo que se narra en ellas nunca será considerado como oficial dentro de su particular universo de ficción. Por ejemplo, en la novela EL HIJO DEL AYER, de A. C. Crispin, concebida como una continuación del episodio de Star Trek TOS: TODOS NUESTROS AYERES, aparece Zar, hijo de Spock y Zarabeth. Puesto que no existe ningún episodio o película en el que se mencione el personaje, o alguno de los hechos descritos en esa obra, a todos los efectos lo narrado en la misma nunca sucedió y no figura en los anales de la saga.
 
Ya para concluir diré que he leído muchas novelas franquicia, principalmente de Star Wars y Star Trek, y he de señalar que he encontrado algunas verdaderamente notables, que respetan al máximo el espíritu de las sagas matrices, y que serían dignas de ser empleadas como base argumental para unos espectaculares telefilmes. Como es obvio, también me he tropezado con algunos títulos pésimos, mal escritos y que a duras penas consiguen recrear medianamente bien los universos imaginados por Lucas y Roddenberry. Pero son excepciones muy puntuales. Por lo general, las novelas-franquicia de Star Wars y Star Trek (las que mejor conozco) suelen tener un nivel literario más que aceptable. Así pues, considero necesario romper una lanza en favor de este género literario, que tantas satisfacciones ha proporcionado a los fans de Star Wars, Star Trek, Babylon 5, Alien y otras producciones míticas de la ciencia-ficción.

martes, 6 de agosto de 2013

CRÓNICA DEL HOLOCAUSTO

 
 
 
He aquí uno de los libros más importantes, si no el que más, de los que se han publicado en los últimos diez años. Desde el final de la II Guerra Mundial hasta nuestros días, han aparecido miles de libros sobre el mismo tema, pero este es el más completo de todos. Nunca antes se había recopilado tanta información, tantos testimonios e imágenes sobre lo que Winston Churchill definió como el mayor y más horrible crimen de la historia de la humanidad. Esta obra excepcional, que vio la luz en los EE UU, fue concebida como una edición sin ánimo de lucro, de precio reducido, a fin de facilitar su distribución en colegios, universidades y bibliotecas públicas. Los autores son historiadores que ejercen la docencia en algunas de las más prestigiosas universidades norteamericanas, todos ellos reconocidas autoridades en historia de la II Guerra Mundial, el nazismo y el Holocausto. Docenas de entidades culturales y políticas, además de miles de particulares, prestaron su colaboración desinteresada para la elaboración de este impresionante libro.
 
Por sus más de 700 páginas desfila todo el horror y la barbarie desencadenada por la Alemania nazi contra sus más aborrecidos enemigos, los judíos, desde que alcanzaron en el poder en 1933, con el beneplácito de la mayoría de los alemanes, hasta el fin de la guerra. Impactante es, sobre todo, la documentación gráfica que ilustra los distintos apartados en que se divide la obra, entre la que se incluye un buen puñado de fotos realmente espeluznantes, no aptas para personas de sensibilidad acusada. A través de sus páginas conocemos no sólo a los monstruos y sus cómplices de los países ocupados, que llegaron a ser incluso más crueles que las propias SS; si no también a todos aquellos héroes (al menos todos de los que se tiene noticia) que arriesgaron sus vidas protegiendo a judíos fugitivos. Se hace hincapié, así mismo, a la actitud mostrada por los gobiernos y los pueblos de las naciones invadidas, prestando especial atención a aquellos que, como Dinamarca y la gran mayoría de sus habitantes, ayudaron a los judíos, organizando verdaderas operaciones de rescate a gran escala para ponerlos a salvo en países neutrales.
 
Llama la atención el pequeño apartado dedicado a España, en el que los autores, nada sospechosos por otra parte de simpatizar con ninguna clase de totalitarismo, no dudan en reconocer que el gobierno franquista, a pesar de la deuda que tenía contraída con Alemania y de las tendencias germanófilas de muchos de sus miembros, especialmente de los falangistas como Serrano Súñer y otros, propició la salvación de más de 17.000 judíos europeos, que huyeron de la persecución pasando a nuestro país a través de la frontera pirenáica.
 
Obra historiográfica imprescindible en cualquier biblioteca, CRÓNICA DEL HOLOCAUSTO nos ofrece las claves fundamentales para conocer y comprender la etapa más negra de la reciente historia europea, unos espantosos acontecimientos que no puede permitirse caigan en el olvido.