LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

miércoles, 31 de julio de 2013

OVNIS EN SANTIAGO DE CHILE



Hace pocos días, mi colega Antonio Quintana, publicó una reseña sobre un diccionario de Ufología.
Para la publicación del mismo se me ocurrió crear una etiqueta titulada “Ufología”, pues me pareció buena idea dejar un espacio en donde podríamos publicar futuras reseñas sobre nuestras lecturas que tuvieran que ver con el tema de los ovnis.
Personalmente he leído bastante acerca del tema y no es que sea crédulo ni tampoco incrédulo, sino simplemente que siempre me ha gustado ser objetivo, tener una mente abierta  y por supuesto informarme mucho.
Y pronto me pregunté: ¿Cuál de los libros que he leído sobre Ufología sería interesante reseñar en esta nueva sección? La respuesta apareció de inmediato, pues recordé que tenía unos notables videos en mi poder y que los mismos podrían significar un importante primer aporte en la sección, mucho más incluso que una reseña de alguna lectura.
La historia de estos videos es muy particular y quiero compartirla con ustedes.
El 19 de diciembre del pasado año 2012 mientras estaba en mi trabajo, un amigo llamo a mi celular diciéndome que cerca de la una de la madrugada había visto un video en YouTube que lo había dejado impresionado, en el mismo según me dijo, aparecían varios ovnis sobre Santiago, pero no eran simples luces, sino que se trataba de varias naves que no sólo flotaban en el espacio, sino que también formaban diversas formas como por ejemplo pirámides y que al parecer, con las mismas intentaban comunicarse.
La grabación la habría realizado un grupo de jóvenes desde un edificio, y la pusieron de inmediato en la web para compartirla con sus amigos, a los pocos minutos las visitas se dispararon.
Me pareció que era algo digno de verse y así se lo comenté, él me dijo que no me preocupara, pues me había mandado un mail con el link para que lo visitara.

 
En cuanto llegué a casa, entré a mi correo y pinche el link que me había dejado mi amigo, pero para mi sorpresa, sólo aparecía el mensaje “video eliminado por el autor”, y me pregunté de inmediato: ¿Qué razón tendrían los chicos para eliminar un video tan interesante en YouTube antes de 24 horas de haberlo publicado?
Llamé a mi amigo y le dije lo que pasaba, pero él ya lo sabía, pues me dijo: “Acá hay gato encerrado, no es normal que un video que contiene algo tan importante sea eliminado tan pronto y por el mismo autor. Algo me hace pensar que cierta gente no quiere que veamos el video”.
De momento, yo me quedaba con las ganas de ver el video y con sentimientos de enojo y frustración, ya que no era justo que cierta gente pudiera prohibir un video que no contenía ni pornografía, ni atentaba contra la moral y las buenas costumbres, que como muy bien sabemos, esos sí son motivos fundados para eliminar un video. ¿Por qué entonces eliminaban un video de ovnis? ¿Es que hay gente de mente tan estrecha que no le basta con no creer (lo cual es una opción personal y totalmente respetable), sino que también quiere oponerse a que los demás vean algo que los haría dudar y llegar a creer en los ovnis?
Pero para suerte mía y de todos los que no pudimos ver el video, alguien que pudo ver la grabación en YouTube, descargó el video en su equipo y a los pocos días lo colgó en la red. Entonces por fin lo pude ver y efectivamente comprobé que era impresionante.
Pero eso no fue todo, casi de inmediato otra persona que aquella noche también vio y grabó los ovnis volando por Santiago, ponía igualmente su video en YouTube. El resultado también no deja a nadie indiferente.
Y al parecer, la persona (o personas) encargada de evitar que el video se difundiera, simplemente se dio por vencida.
Bueno amigos, como podrán imaginar, esos dos videos son los que a continuación comparto con ustedes. Véanlos con calma y juzguen ustedes mismos si acaso son aviones, helicópteros, u otra cosa. Sean ustedes los que tengan su propia opinión.
Un abrazo a todos y disfruten los videos.
Atte: Odiseo… Legendario Guerrero Arcano.
video
  
video
 

jueves, 25 de julio de 2013

ZOOCOSMOS

 
 
 
 
 
ZOOCOSMOS es una de las novelas de ciencia-ficción más endiabladamente divertidas surgidas de la fértil pluma de Lou Carrigan. es un relato pensado única y exclusivamente para entretener, objetivo que cumple a las mil maravillas. la trama es simple, casi anecdótica; mas el autor logra hacerla interesante, supliendo esa falta de densidad argumental con grandes dosis de humor e ironía.
 
La nave exploradora Juliet y sus doscientos catorce tripulantes son capturados por una extraña raza alienígena, los vekovanos, que recorre el Universo en sus poderosas naves recolectando toda clase de formas de vida para su zoocosmos. El ataque de los vekovanos se produce de una forma bastante original. En apenas un segundo, anulan todos lo sistemas de la Juliet, y, lo que resulta más asombroso, paralizan simultáneamente a toda su dotación, convirtiéndoles en auténticas estatuas de carne y hueso. En el mismo instante en que esas criaturas lanzan su ataque, el segundo comandante, Sheldon Kevin, y la oficial médico Maureen Larson acababan de hacer el amor, y la repentina parálisis les sorprendió todavía sexualmente unidos, semejando una curiosa escultura erótica. Este hecho llama poderosamente la atención de los extraterrestres, los cuales transportan a su nave a todos los humanos, poniendo a Sheldon y Maureen aparte para estudiar su extraño comportamiento, ya que parecen desconocer lo que son las relaciones sexuales. Una vez reanimados, el subcomandante y la doctora se quedan estupefactos ante el interés que suscita en esos seres extragalácticos la sexualidad humana. Los vekovanos se comunican telepáticamente, y nuestros héroes descubren, no sin cierto asombro por su parte, que por alguna extraña razón también ellos pueden comunicarse de ese modo, no sólo con sus captores, si no también entre sí. Las intenciones de los vekovanos quedan patentes muy pronto. Se trata de una raza procedente de otra galaxia, que recorre el universo buscando formas de vida inteligentes para estudiarlas exhaustivamente. Pero no les guía el interés científico, si no el afán de supremacía. Quieren ser los dueños de la Creación, de modo que cuando encuentran una raza susceptible de evolucionar rápidamente hacia un estadio superior, la eliminan para evitar que en el futuro pueda disputarle el control de las profundas inmensidades estelares. Su exacerbada soberbia les impide ver que, a pesar de su poderío tecnológico, están muy lejos de ser superiores a otros seres. De hecho, tienen bastantes puntos débiles. El principal de ellos, su completo desconocimiento de las relaciones físicas entre macho y hembra. Y ésa será el arma que utilizarán Sheldon y Maureen para combatirlos. Valiéndose de una serie de argucias relacionadas con el sexo, los dos terrestres elaborarán un arriesgado plan para liberar a sus compañeros y tratar de regresar a la Tierra. Conscientes de que sus triunfos son muy débiles, el subcomandante Kevin idea un plan alternativo. Si todo falla, está dispuesto a activar la secuencia de autodestrucción de la nave Juliet, que se llevará al infierno con ella los dos grandes navíos vekovanos.
 
Los vekovanos imaginados por Carrigan tienen cierto lejano parecido con los hombres de cristal de George H White. De baja estatura, sus cuerpos son como prismas cristalinos, dentro de los cuales laten alternativamente tres curiosos órganos de pequeño tamaño, similares a corazones. Su cabeza es enorme, palpitante, carente de huesos, y dotada de varios ojos rojos que abarcan toda la circunferencia de sus cráneos. Bajo cada uno de estos ojos hay unos extraños pliegues que parecen ser sus elementos auditivos. Sus piernas son media docena de filamentos cristalinos extraordinariamente delgados y casi transparentes. Así mismo, están dotados de extremidades superiores, igualmente cristalinas y de apariencia frágil. Aunque hay machos y hembras, las relaciones físicas no existen entre ellos, ya que para la procreación los óvulos de sus mujeres son fecundados fuera de sus cuerpos, con los humores sexuales de los machos, almacenados en lo que nosotros llamaríamos bancos de esperma. De todas formas, los vekovanos, aún sin conocer el sexo tal y como lo practican los humanos, están anatómicamente preparados para ello, como descubre la doctora Larson. Descubrimiento que será vital a la hora de combatir a estos entes que parecen fascinados por la idea de aprender a echar un polvo, como dice Sheldon Kevin.
 
El zoocosmos del título es la sección de una de las naves vekovanas en la que los pérfidos alienígenas almacenan los especímenes que han ido recogiendo en sus correrías cósmicas. Carrigan describe sucintamente diversas formas de vida inteligente, a cada cual más curiosa, siendo la más sorprendente esa especie de criatura esponjosa, de color violeta oscuro y el tamaño de un hipopótamo, que se desplaza levitando y cambia de color y tonalidad según sea su estado de ánimo. También resultan sorprendentes los humanoides de tres metros de altura, que semejan estar compuestos de magma caliente y chorreante.
 
ZOOCOSMOS destila buen humor por cada una de sus páginas. Los diálogos son chispeantes, jocosos en ocasiones, sobre todo cuando los protagonistas tienen que vérselas con unos robots que han sido programados con sus propias personalidades, o en los momentos en que Sheldon y Maureen se esfuerzan por hacer comprender a los vekovanos en qué consiste echar un polvo. En cuanto a los autómatas con las personalidades de nuestros héroes, serán de gran ayuda para éstos a la hora de poner en marcha su contraataque.
 
La comicidad que salpica cada uno de los pasajes de esta obra se acentúa en su impagable e hilarante final, que a buen seguro hará soltar al lector una estruendosa carcajada. Porque eso es, al fin y a la postre, ZOOCOSMOS: una desternillante comedia espacial. Si podéis conseguirla, no dejéis de leerla. No es una obra que vaya a pasar a los anales del género, si no una historia amena y sin pretensiones que sólo aspira a divertir, cosa que consigue plenamente. Como cualquier novela del maestro Lou Carrigan, uno de los autores más representativos de la literatura española de aventuras.

miércoles, 17 de julio de 2013

DICCIONARIO TEMÁTICO DE UFOLOGÍA

 
 
 
 
 
He aquí una de las obras más curiosas de mi biblioteca personal, un libro que adquirí en uno de aquellos puestos de libros veraniegos que recalaban en Llanes no hace mucho. Lo cierto es que esta obra no llamó demasiado mi atención, pero como se ofertaba en un lote que incluía un par de novelas de Asimov que no había leído, y alguna otra fruslería literaria más, me lo llevé. Tardé mucho en leerlo entero, ya que, por lo general, sólo le echaba un vistazo de vez en cuando, hojeando algún pasaje suelto.
 
El único interés de este libro reside en el hecho de ser una discreta obra de consulta, que nos acerca un poco más a esa especie de sub-mundo en el que se mueven los que creen en los OVNIS y que los alienígenas llevan siglos visitándonos. Esta obra, como su título indica, está estructurada como un diccionario, en el que podemos encontrar prácticamente de todo lo relacionado con el tema. Desde la definición del término ufología, hasta biografías de supuestos expertos en el asunto, pasando por descripciones de los casos más famosos y de los seres que supuestamente nos han visitado. El libro es pródigo en referencias curiosas, como por ejemplo la mención a Oscar Rey Brea, un excombatiente de la División Azul, pionero de la ufología en España. Según este libro, el tal señor Rey Brea, auxiliar de meteorología, mostraba gran interés por la astronomía y la aviación. Parece ser que este caballero avistó algo raro en el cielo en Puskin (URSS) en 1943, y seguramente dedujo que se trataba de una nave espacial, aunque lo más probable es que fuera algún nuevo tipo de avión ruso o alemán. Posteriormente, ya de regreso a España, publicó artículos sobre el tema en periódicos y revistas. Debió ser uno de los primeros magufos españoles, ya que, aunque denunció la proliferación de falsas fotografías de naves extraterrestres, en 1954, en las páginas del diario El Ideal Gallego, defendió el origen marciano de los platillos volantes.
 
La nominada Fundación Anomalía se define a sí misma como una entidad sin ánimo de lucro dedicada al estudio serio del fenómeno OVNI. ¿Por qué será que no me lo creo? Lo más curioso de este libro es que haya sido editado con la colaboración de la Consejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Cantabria y Caja Cantabria. Uno no puede evitar preguntarse si esas entidades, supuestamente serias, no tenían otra cosa mejor en la que gastar sus fondos. Colaborar en la publicación de un panfleto magufo como el que nos ocupa no me parece actividad recomendable para un Gobierno Autonómico ni para una entidad bancaria.
 
Con todo, el DTU de marras puede resultar una lectura bastante entretenida, aunque sólo sea para comprobar hasta dónde puede llegar la ignorancia humana, combinada con la credulidad y la superstición. El DTU es, en definitiva, una especie de manual del perfecto magufo, una obra que haría las delicias de Iker Jiménez, pero muy decepcionante para una persona con conocimientos científicos serios, aunque sean, como en mi caso, adquiridos de manera autodidacta.
 
Lo dicho. Porque venía en un lote, si no, a buena hora voy a pagar un céntimo por este mamotreto magufo.

jueves, 11 de julio de 2013

LOS NO HUMANOS

 
 
 
 
Marte, siglo XXII. Tras un siglo de arduos esfuerzos, la humanidad ha colonizado el Planeta Rojo. Por la superficie marciana se multiplican las cúpulas, bajo las cuales se desarrolla la vida humana en sus múltiples facetas. La comunidad marciana, a pesar de ciertas precariedades a las que todavía debe hacer frente, disfruta de una relativa prosperidad y la vida transcurre apaciblemente. Sin embargo, una terrible amenaza se cierne ella.
 
Toco comienza con un pequeño accidente, protagonizado por un granjero marciano, que ha sufrido una herida grave en plena calle y necesita urgentemente una transfusión allí mismo. Sólo una de las personas presentes en el lugar tiene su mismo tipo de sangre, pero se niega a donarla y sale huyendo del lugar. El granjero, a pesar de todo, se salva, y ese otro hombre es detenido y juzgado por denegación de auxilio. El hombre alega que padece hemofobia, esto es, horror a la visión de la sangre, y es condenado a una leve pena correctiva. Este en apariencia intrascendente incidente está íntimamente relacionado con los posteriores acontecimientos, en los que se decidirá el futuro de la raza humana.
 
Casey Lannix, uno de los colonos más prósperos, propietario de una extensa granja bajo cúpulas, es convocado por el alcalde de Terraport, capital de Marte y la única ciudad, propiamente dicha, que hay en el planeta. Se espera la llegada, procedente de la Tierra, del nuevo gobernador de la colonia. El alcalde, viejo amigo de Lannix, pide a éste un pequeño favor. El ingeniero jefe de la colonia está indispuesto, y necesita alguien que le sustituya durante unos días, para acompañar al nuevo gobernador en calidad de guía, y mostrarle las instalaciones de Terraport y ponerle al tanto de la situación general de la colonia. A Casey la cosa no le hace ninguna gracia, pero decide aceptar, en atención a la amistad que le une con el alcalde.
 
El flamante gobernador, Athridus Nsiang, se muestra gratamente sorprendido por los logros de los colonos, y expresa su voluntad de trabajar de firme por el futuro de Marte. En un momento dado, Nsiang le habla a Lannix de la tragedia vivida a bordo de la astronave que le trajo hasta Marte. Según cuenta el político, su secretaria personal, Olivia Mantow, desapareció sin dejar rastro, y todo apuntaba a que la joven, en un inexplicable acceso de locura, se había suicidado, arrojándose al exterior por una de las escotillas de emergencia, justo cuando la nave acababa de penetrar en la atmósfera marciana. Nadie parecía entender a qué se debió tan insólito comportamiento en una joven tan equilibrada como ella. Nsiang, preocupado, había ordenado que se rastreasen los alrededores del astropuerto próximo a Terraport en busca del cuerpo de la mujer.
 
Tras su tediosa labor de cicerone del gobernador, Casey regresa a su granja y se lleva la mayor sorpresa de su vida. Alguien se ha colado en sus instalaciones, y en su propio dormitorio se encuentra a una hermosa mujer, aparentemente profundamente dormida. Cuando la muchacha despierta, se presenta a sí misma como… Olivia Mantow, la desaparecida secretaria de Nsiang. Estupefacto, Lannix se dispone a avisar al gobernador, pero ella se lo impide amenazándole con una pistola. Olivia narra a Casey su historia. Es cierto que se lanzó fuera de la nave, equipada con un traje de vacío y un propulsor individual. Pero lo hizo porque temía por su vida, ya que, según cuenta, Nsiang y su mano derecha, Rigobert Nunes, planeaban matarla. Cuando Casey pregunta por qué iban a pretender asesinarla esos hombres, su respuesta deja al colono más asombrado todavía: porque ella ha descubierto que no son humanos.
 
Cada vez más convencido de que la pobre muchacha está como un cencerro, Casey, con un hábil ardid, logra desarmarla. Ella, desmoralizada, hundida en llanto, le asegura que si avisa a Nsiang, si le comunica que aún vive, estará sentenciándola a una muerte segura, porque el gobernador la hará asesinar a la mínima oportunidad que se le presente. Impresionado por la actitud de la joven, que parece sincera, Lannix duda. Y justo en ese momento suena el zumbador del videófono. Es Nunes, el secretario de información de Nsiang, quien comunica a Lannix que Olivia Mantow ha sido encontrada sana y salva, aunque con algunas heridas superficiales, y que sólo necesita unos pocos días de convalecencia para poder volver al trabajo. Tras pedirle a Casey que olvide el comentario del gobernador sobre la desaparición de la muchacha, Nunes corta la comunicación.
 
Casey está cada vez más desconcertado. ¿Quién es la mujer que está con él, la secretaria de Nsiang, o una impostora enloquecida? Es la propia muchacha la que despeja sus dudas al respecto, proporcionándole pruebas irrefutables de que es quien dice ser. Pero Lannix duda de su historia. Si lo que dice es cierto, ¿cómo pudo ella saber que Nsiang era un alienígena? La respuesta de la chica lo deja más perplejo todavía. Olivia confiesa poseer ciertas habilidades semitelepáticas, que le permiten captar, ocasionalmente, pensamientos casuales, emociones o sensaciones emitidas por la mente de otra persona. Gracias a este especialísimo don, pudo saber quién era, o mejor dicho, qué era exactamente Nsiang. Pero el alienígena que suplantaba al gobernador parecía poseer un poder análogo al de la joven, ya que de algún modo descubrió lo que ella sabía y planeó su asesinato. Olivia captó a tiempo las intenciones de Nsiang y optó por abandonar la nave, aprovechando que ésta descendía ya hacia la superficie marciana.
 
Disipadas todas sus dudas, Lannix decide ayudar a la mujer. Ante todo, quiere ver a la impostora que ocupa el lugar de Olivia. Ésta se encuentra en la residencia del gobernador, oficialmente reponiéndose de sus heridas. A Lannix no le cuesta nada acceder el cuarto que ocupa la mujer, que parece profundamente dormida. Se trata, en efecto, de una doble perfecta de Olivia. Pero nuestro protagonista observa ciertos detalles curiosos. Cuando toca su brazo desnudo, advierte que éste, aunque tibio, tiene cierta consistencia gomosa, como si se tratase de una sustancia artificial. Pero lo que deja atónito al joven es el hecho de que esa mujer no respira en absoluto. Casey no tiene tiempo de averiguar más, ya que oye voces procedentes del pasillo y tiene que esconderse en el único lugar posible: debajo de la cama. Al instante, dos personas entran en la habitación y comienzan a hablar sobre la mujer que yace en el lecho. Lannix reconoce las voces de Nsiang y Nunes, y la charla que éstos sostienen disipa las escasas dudas que le pudieran quedar. Son seres extraterrestres que planean apoderarse de la colonia, suplantando progresivamente a todos sus habitantes.
 
Nuestros protagonistas ponen en marcha un arriesgado plan para enfrentarse a los invasores. Cuando la réplica de Olivia esté plenamente operativa, por así decirlo, Casey tratará de intimar con ella y atraerla a una trampa, a fin de que la propia Olivia ocupe el puesto de la impostora junto a Nsiang, que debe ser sin duda el líder de los alienígenas. De este modo, Olivia y Casey esperan poder descubrir la ubicación de la base secreta desde la que, forzosamente, deben operar los No-Humanos. Una vez obtengan esa información, podrán hacer público lo que saben, desenmascarando a Nsiang y los suyos ante los colonos marcianos y abortando, así, sus siniestros planes. Pero nuestros héroes saben que no será una labor fácil, y que cualquier error que cometan significará no sólo su propia muerte, si no también el fin de la especie humana.
 
Esta novela, número 235 de Héroes del espacio, de Bruguera, fue una de las últimas obras de ciencia-ficción que publicó Lecha antes del colapso de la antaño poderosísima editorial. Por enésima vez, sitúa Carrados la acción en el cuarto planeta de nuestro sistema solar. El Marte descrito en LOS NO-HUMANOS es idéntico al que aparece en otras obras del autor, tales como UNA CASA EN MARTE, LUCHAR POR MARTE, ¡VIVA MARTE! o EL VIAJERO QUE LLEGÓ DEL INFINITO; un mundo en principio hostil, donde la vida humana sólo es posible bajo estructuras estancas. A pesar de ello, la descripción de la vida en la colonia hace Lecha es casi idílica. Una pacífica colonia, en la que apenas se producen incidentes, y donde todos tratan de ayudarse mutuamente. Un oasis de paz y tranquilidad en medio del sistema solar. Al menos, hasta que aparecen los no-humanos del título.
 
Los aliens de este relato se asemejan bastante a los de la mítica serie televisiva de los sesenta Los invasores. Al igual que ocurría en ese gran clásico catódico del género, el verdadero aspecto físico de los extraterrestres es una incógnita, que ni siquiera se nos revelará al final de la historia. Los cuerpos replicados de los no-humanos tienen fallos similares a los de los eternos enemigos de David Vincent. Así, por ejemplo, carecen de corazón, y por tanto, no tienen pulso. También carecen de sangre, y cuando se les hiere con un objeto cortante, la herida cicatriza en cuestión de minutos, no quedando más que una leve señal que no tarda en desaparecer también. Los protagonistas descubrirán que los rayos X son mortales para los aliens. Pero no será con proyectores de rayos X con lo que lograrán acabar con la amenaza alienígena, si no con métodos mucho más expeditivos… y con la inestimable y casual colaboración de un viejo amigo de Lannix, buscador de oro por más señas.
 
La novela, aunque repite argumento y situaciones mil veces vistos y leídos, es muy divertida y se lee con agrado, como todas las de ese gran maestro de la literatura de kiosco que fue Luis García Lecha. ciencia-ficción de consumo, que garantiza un par de horas de amena e intrascendente lectura. Tal y como se están poniendo las cosas, ¿qué más se puede pedir?

martes, 2 de julio de 2013

¡FELIZ CUMPLEAÑOS MAESTRO LOU CARRIGAN!












Este 2 de julio del presente 2013 el maestro Lou Carrigan cumple 79 primaveras.

En Bolsi & Pulp hemos querido hacerle un saludo especial en esta fecha tan importante y para ello le preparamos un pequeño video/saludo que esperamos sea de su agrado.
 
¡FELIZ CUMPLEAÑOS MAESTRO LOU CARRIGAN Y QUE CUMPLA MUCHOS AÑOS MÁS!



Con infinito cariño, de parte de todo el equipo de Bolsi & Pulp y en especial de quien le escribe estas palabras y lo considera el más grande novelista que ha existido.
Atte: Su Fan Número Uno de Santiago de Chile…. ODISEO… Legendario Guerrero Arcano.

video